Devin Townsend Project — Ghost: ¿te has tomado un tripi Devin?

Ghost es el cuarto álbum de una tetralogía que Devin Townsend escribió sobre su historia personal. Aparecido en el mercado a la vez que Deconstruction, esta obra es el disco más atípico de su carrera y en el que parece que ha vuelto a hacer lo que le ha dado la gana.

Y también el más arriesgado, difícil de defender ante sus fans, la portada no engaña: se trata de un trabajo de chill out, o mejor dicho, de new age, tal y como parece indicar esa portada que remite a momentos de relajación de la mente. A quien le guste Patrick O’Hearn o todo lo de Windmill Hill estará de enhorabuena.

https://www.youtube.com/embed/k2junZRuEG0

De matices acústicos, folkies, con flautas, guitarras acústicas, coros evanescentes, y momentos sumamente comerciales como los del tema que da título al disco, Ghost, aquí Devin Townsend Project han elegido ambientes para la meditación y descargar los malos rollos del espíritu.

Si entre los otros tres álbumes hay cierta relación en Ghost, el músico canadiense, al que se le encontró un trastorno bipolar, se ha ido por la tangente, dejando claro que su magisterio no tiene límite.

A quien le guste Patrick O’Hearn o todo lo de Windmill Hill estará de enhorabuena

Todo es muy etéreo, atmosférico, bonito, pacífico, combinando voz femenina y masculina, pero a mí no me acaba de entrar del todo, y eso que lo he tenido un par de tardes en modo repeat. ¿Me faltará sensibilidad?

https://www.youtube.com/embed/k2junZRuEG0

‘Fly’ abre el disco y parece que estamos ante un disco de Radhika Miller gracias a esa flauta omnipresente, uno de los instrumentos básicos en Ghost. Flower power, qué bonita es la naturaleza: “I Fly over the mountain, I Fly Monday Morning”. ¿Te has tomado un tripi Devin?

Y contínua con ‘Heart Baby’, guitarra acústica, vientos-metales, flautas, voz y nos sumimos en una especia de letargo, de narcosis instrumental, de la que levemente nos despertamos con ‘Feather’, más campestres, la voz de Katrina Natale y la de Devin Townsend. 11 minutos de ambientes diversos y un final relajado gracias al sonido del agua que fluye.

‘Kawaii’ podría llevar el califactivo de melifluo, un corte de factura muy bella. Después llega ‘Ghost’ y se me caen los palos del sombrajo. WTF?, diría un fan del canadiense. ¿Son The Corrs o sus primos de Saskatchewan?

https://www.youtube.com/embed/RfathnkhkoQ

‘Blackberry’ empieza y termina con el sonido de unas ranas en un estanque. Un nuevo dueto masculino-femenino con una línea de banjo que crea la melodía. Folk de altos vuelos a cargo de DTP.

‘Monsoon’ cambia el tercio y parece que estamos ante un tema de alguno de los discos de Neuronium o de Michel Huygen en solitario. Psycotronic music en definitiva. Luego ‘Dark Matters’ no es más que una miniatura para dar un corte antes del final del álbum.

https://www.youtube.com/embed/svdmUDHhj98

En ‘Texada’ vuelven las dos voces y llega a aturullarnos la mezcla de instrumentos acústicos, de viento-metal y electrónicos, recoge parte de lo ofrecido en temas anteriores.

5/10

‘Seams’ no aporta nada nuevo, lo mismo que ‘Infinite Ocean’, que parece la banda sonora de un corto de exploración abisal. Cerramos este larguísimo disco con ‘As YouWere’, pura calma chicha ya en la costa con las gaviotas revoloteando y el mar meciendo un sueño incipiente.</p

Anuncios