Creo que las personas que me extreman son las que más me inspiran. Gente que me fascina u otros a los que quisiera borrar del mapa. Imagino que a muchos también os pasará. Cuando me encuentro con algo así, surge de forma muy espontánea la necesidad de hacer algo con ellos, profundizar en su vida y en su trabajo, compartirlos con alguien. Y en este grupo de personas que captan mi atención por su capacidad de fascinarme está Maika Makovski, una compositora y cantante mallorquina por la que corre sangre macedonia y andaluza, por parte de su padre y su madre respectivamente. Maika es inquieta, seductora y adictiva. Y todo esto lo plasma en su música. Tiene una pasión innata que baña todo lo que hace, pero lo que es aún mejor es que tiene ganas de apasionar.

Desde muy pequeña ha estado en contacto con la música y además, sus múltiples residencias en España, Nueva York o Suíza, le han permitido impregnarse de muchos estilos, matices y formas, llegando ahora a componer una música que no busca un lugar en el que encasillarse o al que pertenecer, tan solo fluir y emocionar. Ella se sienta al piano o se cuelga la guitarra y de sus dedos, de su cuerpo entero, sale un trabajo que parece espontáneo, difícil de controlar, lleno de intuición y técnica musical.

Con tan solo veinte años tenía su primer álbum publicado, Kradiaw (PAE, 2005), y dos años más tarde continuaba en la línea rockera con su Kraj para Koferot (Widpunk Records, 2007). Los siguientes años fueron muy intensos. Tras las publicación de su álbum homónimo Maika Makovski (Origami Records, 2010), con un rock crudo y opresivo, escribió y grabó Desaparecer (Warner Music, 2011) y Thank You For The Boots (Warner Music /Outstanding Records,2012) en un corto espacio de tiempo, mostrando su gran versatilidad. En 2012 se embarcó con su banda en la gira de presentación de su último trabajo y desde entonces, aunque no ha sacado nuevo material, no ha parado de rodar con su música y llenar las salas con sus potentísimos directos. Y esto lo digo bien alto y sin dudar, porque yo misma pude disfrutar de ella en aquel 2012.

Su trabajo es espontáneo, difícil de controlar, lleno de intuición y técnica musical

En los últimos meses han sonado las campanas y han llegado nuevas noticias que me han hecho la mar de feliz. Tras su gira veraniega, Maika Makovski y los suyos (David Martínez a la batería, Juan Carlos Luque al bajo y la percusión y Oskar Benas a la guitarra) han vuelto con la publicación, acabada ya con éxito, de un crowdfunding para editar su próximo lanzamiento. Un vinilo grabado en directo desde la sala Apolo a modo de edición limitada para los mecenas con una portada pintada a mano por la propia Maika, que domina también el arte de los pinceles de una forma tan característica y personal como su música. Un trabajo muy cuidado y en el que están poniendo todo su empeño. Además, también hemos podido saber que pronto se meterán en el estudio para grabar nuevos temas y dar vida a un disco que se ha ido cocinando a fuego lento durante los últimos años.

Vengo con ganas de que Maika Makovski os revuelva las entrañas con sus melodías maduras y ambiciosas y os deje con ganas de más, si es que no lo estaba haciendo ya. Porque hay música que contiene todas las músicas. Así que, ahí van diez temas que hablan por sí solos y dejan claro por qué hay que amarla.

1. ‘Lava Love’

La pasión y la intensidad con que esta mujer compone, canta y toca se pueden sentir en muchas de sus canciones. Este tema, por el que la conocí hace unos años y que pertenece a su disco homónino, es un grito al amor volcánico, tan fuerte como ella. Gimme something sincere, gimme lava love.

2. ‘Ruled By Mars’

Cuando pienso en la sensualidad hecha canción… esto es lo que aparece. La voz de Maika alcanza todos los registros imaginables narrando la historia de una atracción fatal y la lucha contra una pasión incontrolable. También pertenece a su tercer disco homónimo y es uno de esos temas que gana aún más cuando lo escuchas en directo y los ves jugar con el tempo, la intensidad y los silencios.

3. ‘The Bastard And The Tramp’

Hay un cierto espíritu de blues-folk norteamericano flotando entre las muchas formas de sonar que tiene la banda. Y más aún en el disco Maika Makovski en el que se incluye este tema. Esto es blues. Porque el blues para mí, habla de la relación entre el hombre y la mujer, y cuanto más torturada mejor.

4. ‘Friends’

https://www.youtube.com/watch?v=qbxxkvRoxo0

Maika me gusta porque es canalla. Y esta canción le hace falta en la vida a cualquiera. Es encantadora y perturbadora a la vez, quizás por el contraste entre la dulzura aparente de lo que parecería una canción infantil y lo perverso del contenido que narra.

When I said that we could be friends,
I meant perhaps we could get undress
or lay toguether once in a while.
What could be so bad about that?

5. ‘Only Innocence is Capable of Pure Evil’

En el 2011, Maika se atrevió también con el teatro y protagonizó junto a Juan Echanove una obra poético-teatral de Calixto Bieito, Desaparecer. Mientras Echanove daba vida a textos de Edgar Allan Poe, Maika, enigmática, sombría y espectral, vestida de blanco y al piano, los musicaba. Así nació su cuarto trabajo de estudio, Desaparecer, en el que cambió la guitarra por el piano y las oscuras melodías por versos más tranquilos, que no renunciaban al cinismo y la sensualidad que Maika domina tan bien. Prueba de ello, este tema.

6. ‘Avoiding You’

Este es otro de los tesoros que esconde Desaparecer y en el que Maika explota un cierto carácter teatral a la hora de cantar. Ahora es cuando os confieso mi debilidad por el sonido de las trompetas y entonces lo entendéis todo. Los pelos de punta.

7. ‘Body’

Esta es Maika brillando mientras mira a la cara a Tom Waits sin apenas ruborizarse.

8. ‘Trying To Live Here’

En el álbum Desaparecer, Maika canta a lo que se pierde y a los esfuerzos vanos por desaparecer de un lugar en el que ni siquiera estamos. Este tema pone casi punto y final a ese trabajo, que rezuma delicadeza y carácter a partes iguales. Está hecho para disfrutar de cómo su voz, recordando a las grandes divas del jazz, se va alzando y desgarrando in crescendo y va llenando toda tu cabeza de puro placer.

9. ‘Language’

Escribiendo Thank you for the Boots, me sentaba al piano con ganas de saltar en la banqueta y divertirme tocando, pensaba en un camión rodando cuesta abajo y, sobre todo, ¡en finalmente respirar! He pasado casi cinco años escribiendo música densa y seria, explorando estados de ánimo tenebrosos, pero hacía un tiempo que el momento era dulce, y llegada la hora de escribir otro disco, supe que era hora de pasarlo bien. Este es un disco luminoso (y cuando no lo es tanto, igualmente busca la luz), un disco de canciones, con sus estrofas y estribillos, y todas ellas tratan de una manera u otra sobre la amistad. Las botas las heredé, regaladas, de una gran amiga hace más de doce años, y siguen fuertes, gastadas pero cómodas, todavía dando soporte desde la base.

‘Language’ es el tema que abre este álbum, con el que Maika dejó claro en su momento que su abanico musical se podía extender mucho más de lo que pensábamos. Un tema potente en el que su voz aguda y versátil vuelve a ser la protagonista. Es una llamada de atención a lo impersonal de los tiempos actuales, el anhelo de que despertemos y que haya una vuelta atrás, una vuelta a la propia naturaleza.

10. ‘No News’

Una mágica melodía de piano es la absoluta protagonista en un tema que se acerca al glam-rock y que parece tener una especie de hermandad con el ‘Hunky Dory’ de Bowie. A eso le sumas las cualidades del registro vocal de la mallorquina, y tienes un tema hecho para el disfrute. Hace poco descubrí que este corte habla de Pablo Picasso, de sus últimos tiempos, de cómo a base de tanto destruir para crear acabó perdiendo la alegría, la novedad. Todavía recuerdo el momento del directo de esta canción, boquiabiertos y con el ritmo corriendo por las venas, todos en el público conseguimos conectar con los que veíamos gozar encima del escenario.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments