Es inevitable pensar en el auge del nu metal cuando uno ve el nombre de Disturbed en algún lado. Es lo que pasa cuando uno saca un jitazo como ‘Down with the Sickness’, con tantos elementos propios de ese estilo que al final te terminan metiendo en el saco incluso aunque reniegues por activa y por pasiva. Más allá del manido debate de las etiquetas que emplear con los de Chicago, la realidad es que dieron un buen golpe sobre la mesa con un disco tan potente y sólido como The Sickness (Giant, 2000), uno de esos discos que marcan adolescencias sacado en el momento justo para obtener el petardazo comercial al que se han seguido agarrando desde entonces.

Porque aunque el sector fan más acérrimo del cuarteto lo quiera negar, Disturbed no han sacado nunca un disco ni mínimamente comparable con su debut, es más, ni siquiera notable más allá de algún acertado y pegadizo single. Su trayectoria ha ido claramente en descenso, pero tienen suficiente caché para que eso no importe y sigan alcanzando mucha repercusión con cada lanzamiento. Y así estamos, sacando un disco más pobre que el anterior hasta el aborrecible Asylum (Reprise, 2010) tras el que decidieron darse un descanso de la actividad de girar y de grabar.

Disturbed, cuando casi no se les echaba de menos

Cinco años después han decidido llevar su regreso de la manera más secreta posible, dejando diversas pistas hasta al final anunciar hace un par de meses la llegada de Immortalized (Reprise, 2015), su sexto álbum de estudio. No sé cuánta gente se mostraba impaciente por un nuevo trabajo de Disturbed a estas alturas, yo desde luego os puedo asegurar que ganas tenía pocas. Tan pocas que ni siquiera hice el amago de escuchar adelanto alguno, pero al final terminé probando el disco al completo por la mera curiosidad y por si sacaban algún tema aceptable.

Si de algo adolece este disco no es de seguir sonando como siempre, sino de continuar la inercia de aburrimiento y falta de gancho que padecen sus temas

Parece ya casi totalmente anacrónico escuchar un nuevo trabajo de Disturbed en pleno 2015, y cuando uno le da al play siente completamente como si la propia banda quisiera llevarnos de nuevo al año 2000. Está claro que tienen una identidad muy marcada y no están dispuesto a renunciar a ella a estas alturas del partido, no vaya a ser que hasta sus talifanes les abandonen. Sin embargo, si de algo adolece este disco no es de seguir sonando como siempre, que nunca tiene que significar algo malo, sino de continuar la inercia de aburrimiento y falta de gancho que padecen sus temas.

Los mismos trucos de siempre, David Draiman buscando transmitir epicidad y trascendencia, Dan Donegan repartiendo riffs gruesos y potentes pero vacíos y sin groove. El resultado son canciones que pasan sin pena ni gloria, oscilando entre el sopor y la mediocridad más notoria. Pocas de las trece canciones resaltan realmente sobre el resto, ninguna llega a ser un verdadero gancho, dejando un nivel medio bastante uniforme pero muy bajo. Para más inri, en algunos puntos llegan a resultar completamente execrables como en ‘The Light’ o en ‘You’re Mine’. Por no hablar de que si Fred Durst saca un tema como ‘Fire It Up’ nos estamos riendo de él hasta la saciedad.

2.5/10

Todo Immortalized transmite pereza, pereza y más pereza. Sonaré excesivamente duro, pero en realidad poco bueno se me ocurre que decir para un disco que o bien no me transmite nada o bien me hace llevarme la mano a la cara como muestra de exasperación. Disturbed rallan aquí más bajo aún del bajísimo listón que ellos mismos se habían dejado en su anterior referencia. Lo peor no es la sensación de que el mundo no se hubiera perdido nada importante si los chicagüenses no llegan a sacar otro disco nunca más, sino que parecen ya totalmente instalados en lo aborrecible y más que contentos con ello porque saben que seguirán vendiendo y llenando mientras puedan seguir estirando como un chicle el éxito que les acompaña desde su debut.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments