DJ Rashad — Double Cup: Zidanes y Pavones en el Footwork

“DJ Rashad Double Cup” src=”http://img.hipersonica.com/2013/10/DJRashad-Double-Cup.jpg" class=”centro” />

Uno de los álbumes claves para el desarrollo del Footwork y al final la piedra se pone bien. DJ Rashad quería hacerse su año grande con nada menos que dos EP para Hyperdub (I Don’t Give a Fuck y Rollin’) y un álbum con el que jugar en otra liga lejos de Chicago. Ya lo hizo en su territorio, en Chicago con Juke Trax Online y Ghettophiles. Allí todo era más sencillo, estaba empezando a rodar la escena y él se posicionó bien, de los cabecillas. En el salto al otro lado del charco cuenta con Steve Goodman para este Double Cup con el cual pisar el mercado en el que le metió justo el sello “rival”, Planet Mu. Aventura a la que se ha llevado a toda su panda de Teklife. Spinn, Earl, Manny a los que se une Addison Groove desde las islas. Zidanes y Pavones.

La volea de Zidane ante el Leverkusen es la maniobra que necesitaba esta escena para dar otro paso. Double Cup se queda lejos de ser tal maniobra pero es la más cercana. Palabras mayores para imitar al galo con la pierna en el aire. No estamos ante la ruptura que supusieron Jukeworkz (2009, Juke Trax Online), Just a Taste (2011, Ghettophiles) o TEKLIFE Vol. 1: Welcome to the Chi (2012, Lit City Trax). Lo que sí estamos es ante otra oportunidad de mercado y apertura de una escena que muchos dieron por muerta antes de nacer.

En Double Cup DJ Rashad mejora la producción, el sonido se nota que es controlado por unas manos que van mejorando. De aquellas primeras referencias a esta entrega no hay comparación. Ahora, no hablamos de un trabajo de música clásica. Para limpiar el polvo y dejar el coche aseado ya tenemos los chalets del extrarradio con el aburrimiento de los abrillantadores sobre los capós. Rashad es listo, sabe de la tradición británica, no obstante su sonido bebe cada gota posible del Jungle y del Drum & Bass noventero, y doma su sonido para ello.

Si los anteriores trabajos podían ser duros para otros oídos menos castigados a estos bajos Double Cup logra superar esa barrera de forma más accesible. El acabado se acerca más a la escena de los bajos británicos actual que al Footwork más cerrado, por no hablar del Juke que ya va desapareciendo en el sonido de DJ Rashad en pos de un envoltorio más suave, con teclados y ritmos menos frenéticos.

Es irónico que el mejor corte se lo lleve Addison Groove. El foráneo que está aportando más cosas interesantes a dicha escena que muchos nativos. ‘Acid Bit’ es revivir la escena Acid agónica vía AFX para mezclarla con el Footwork en un ascenso y mezcla donde el Techno se zampa al House de samples más amable. Hablando de ascensos en el cierre se queda ‘I’m Too Hi’, junto a DJ Earl, donde este vuelve a demostrar que es uno de los más interesantes de toda la tropa. Mientras, DJ Spinn sigue metiendo la versión soulera en vocales estirados como en ‘Feelin’, el Grime no estaría lejos de ‘Drank, Kush, Barz’ ni el UK Garage de ‘Let U No’. Y el Pavón del grupo, DJ Manny, de los jóvenes junto a Earl, protegido por los capos, deja ‘Leavin’ donde el bajo sigue vacilando solo.

Las dos tazas de DJ Rashad en 2013 pasan a ser un momento más para recordar. La escena Footwork ya empezó a internacionalizarse con Paradinas en Planet Mu y este 2013 Hyperdub junto al de Chicago han acabado por volverla adulta. Lo que pase en adelante dependerá de que a DJ Earl le den las mismas oportunidades y que este siga tan en forma como ahora.

DJ Rashad en Hipersónica

* La lavadora de DJ Rashad
* DJ Rashad — Rollin’ EP: la tierra quemada sigue ¿hacia el éxito?
* DJ Rashad — Teklife Vol 1: Welcome To The Chi: el dedo en el ojo y la mano en el paquete

Anuncios