Han pasado los años pero Doctor Explosion siguen vigentes. El vigoroso garage juvenil de antaño sigue ahí pero han ido incorporando otros estilos, eso sí, arcanos, que dominan como ellos hubieran formado parte de su gestación.

Anoche presentaron en Gijón, su ciudad natal, su último disco, Hablaban con frases hechas (Discos Perrotti-Boomerang Discos), en un concierto a priori un poco extraño. Se trataba de una velada gratuita dentro del Ciclo Intersecciones de Cajastur y, como el resto de la programación, el público estaba sentado en el Pabellón de la Feria de Muestras.

Menos mal que a Jorge Muñoz-Cobo se le ocurrió invitar al público a levantarse de sus sillas y acompañarles bailando y jaleando las canciones. Una pena que tardara tanto en hacerlo porque el feeling hubiera sido superior. Cuando entrevistamos a Jorge Explosion, recién saludo su nuevo larga duración nos contó que estaban viendo como encajaba el repertorio más reciente con el clásico, pero apenas se notó de qué disco era una u otra canción.

Notamos a la banda pelín contenida, quizás con el hándicap del lugar en el que se celebraba el concierto, pero una vez perdida la vergüenza Doctor Explosión sonaron como un cañón. No se anduvieron por las ramas para comenzar tres pildorazos: ‘All mine’, ‘Not so Cool’ y ‘Eres feo, chaval’, esta última todo un clásico de aquellos maravillosos noventas cuando vivían del cuento.

Y claro, sin el barniz del estudio, el nuevo cancionero se mimetizó entre su garage feroz. La primera que cayó de esa colección fue el primer single, ‘Quién quiere lo que tuvo ayer’, y la exacerbada ‘Nada de tí’, pero entre ambos se fueron a la playa con ‘Let’s go to the Beach’, que iba en Música grabada, saltos y cánticos.

‘Blue Monday’ fue doctorexplosionizada, mucho más que en el álbum, y ‘Autodestrucción’ fue más cavernícola aún. También cayeron el nuevo single ‘Hoy una vez más’, nuevo single, ‘No puedo reírme< ‘/strong> y ‘Te delatas’, pero faltaron ‘Agua del grifo’ y una de mis favoritas, ‘Liar Liar’.

Generosos a tope, Doctor Explosion tocaron dos versiones que no tienen todavía grabadas, una de ellas de 4PK, una desconocida banda holandesa de freakbeat que en 1966 grabó ‘Down & Out’. Temazo sin duda que marcó un final apoteósico. Antes habían sonado clásicas como ‘Out of Fun’ y ‘Dear Dad’, original de Chuck Berry.

Esprintaron con ‘Rompí la televisión’, el freakerío de ‘Drácula ye-ye’ y ‘Surf talibán’, avanzando hacia el público. ‘Basura’, ‘El calcetín’ y ‘Let’s go 69′ fueron claves en un final apoteósico rodeados, casi como antaño, del público enfervorecido. Sin duda, un espectáculo que merece la pena vivir, y por supuesto, repetir.

Sitio oficial | Doctor Explosion
Más en Hipersónica | Doctor Explosion — Hablaban con frases hechas: la madurez no está reñida con la sabiduría
Fotografías | Víctor Rodríguez en Flickr

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments