Anuncios

Drvg Cvltvre — Telepathic Warfare

Aunque muchos temas pueden hacer pensar que para componer algo decente de techno basta con cierta contundencia en el bombo y el sacrosanto ritmo 4×4, hay que tener bien claras las ideas para saber combinar de forma diferente todos los recursos que pueden entrar en lo que sería un tema de techno tradicional. Y por supuesto saber jugar con las ambientaciones a su alrededor para que la canción te atrape y funcione dentro de tu cabeza. Y en un garito oscuro, si puede ser. De todo este tema algo sabe Drvg Cvltvre, el productor holandés que en breve publicará nuevo EP y que el pasado mes de febrero nos dejó Telepathic Warfare (Cos_Mos, 2015), un lanzamiento que tiene un auténtico joyón y bastante magnetismo para los amigos de la vertiente más dark techno.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:track:0PqrEeAQ4XqT4MqEczwLw6

En apenas unos años ya ha publicado cantidad de material: álbumes, epés, singles… Un tipo que lleva una trayectoria similar a la de su compatriota Legowelt, con el que además comparte en algunas de esas referencias un sonido puramente analógico. Al final, el hecho de publicar una cantidad ingente de música te obliga a que exista esa variedad que comentábamos, y Drvg Cvltvre cumple. En este EP encontramos tres cortes cada uno de su padre y de su madre: parte casi hard techno como la de ‘We Have Become The Filth Of The Universe’ y una más densa, oscura y casi tétrica como la de ‘Possessed’; una pesadilla angustiosa que noquea la mente.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:track:5vL1jXpup0OpkxH6FjhNmN

7.3/10

Pero sin embargo, el gran protagonista de esta publicación no es otro que ‘New Earth Army’, el mejor del EP y de lo mejor que ha compuesto en su carrera. Una canción que francamente ya podría estar repetida varias veces en el disco porque nadie se iba a quejar. Un tema contundente, con un tempo más lento para resaltar el poderío del bombo, mientras que hay varias capas que engalanan el asunto. Cajas de ritmos en la base para darle más dinamismo y una atmósfera electrizante en la superficie del tema para imprimirle cierta épica. Mientras tanto, bastante detallismo aparte de esos bombos y cajas que son los que llevan el timón. Un pepinazo para dejar en bucle ad eternum. Una clase de techno de tomo y lomo.

Anuncios