Duffy — Endlessly: manteniendo vivos los sesenta

Duffy parió uno de los mejores debuts de la pasada década entrando a formar parte de esa extraña pero exitosa corriente de cantautoras, si pueden denominarse así, de origen británico que recuperaron sonidos de los años cincuenta y sesenta y los incorporaron a su propio estilo con bastante acierto.

Rockferry arrasó entre crítica y público y colocó a la galesa con ‘Mercy’ por bandera entre una de las artistas más interesantes que habían surgido en 2008 — no para todos, eso sí -. Dos prudentes años después, Duffy ya tiene preparado su segundo disco, bajo el título de Endlessly. El segundo suele ser en la mayoría de los casos definitorio a la hora de evaluar si un artista seguirá adelante con su carrera o terminará estrellándose tras un par más de sencillos que no lleguen a ninguna parte. En el caso de esta chica, será difícil echarla abajo si sigue por la senda a la que está siendo fiel.

Endlessly, se acabó pedir clemencia

Si en Rockferry Duffy optaba por una pose mucho más recatada y, por qué no, mojigata en ciertos sentidos, en Endlessly parece haberse hecho con las riendas de su expresión y apuesta por dar un pequeño paso adelante en lo que a exposición y actitud se refiere.

Con su primer single, ‘Well, Well, Well‘ repite faena. Un corte rítmico, mucho más animado que la tónica general del disco, que se pierde entre baladas y medios tiempos que tienden a lento más que a allegro y donde la expresión emocional compone la base fundamental.

http://www.youtube.com/v/YHqTwpQAWs4?fs=1&hl=es_ES

Quizá haya sido la colaboración exclusiva de Albert Hammond, padre del miembro de The Strokes, un arma de doble filo. Si por un lado Duffy parece más decidida a salir de esa concha en la que se cobijaba en su debut, posiblemente animada por la labor compositiva del veterano gibraltareño, por el otro es precisamente esta uniformidad la que hace que en algunos momentos la escucha resulte algo monótona sin llegar a caer, eso sí, en el tedio absoluto o molesto. No es una herida sangrante, más bien una pielecilla en el velo del paladar que no puedes dejar de toquetear con la lengua.

El tema elegido como segundo sencillo ha sido ‘Endlessly‘, que en sus primeros segundos me recuerda poderosamente al gran tema de Etta James, ‘At Last’, que últimamente revivió muy acertadamente — todo hay que decirlo — Beyoncé, para variar mejor en temas ajenos y colaboraciones que en sus propios discos y composiciones.

http://www.youtube.com/v/nTZEMdXB2Ho?fs=1&hl=es_ES

Una voz fantástica que lleva todo el peso del disco

Una de las mayores virtudes de Duffy es que tiene una voz tremendamente característica que permite ser identificada a la primera, y que puede lucirse en el registro de la balada lo mismo que puede subir algo más el ritmo hacia el medio tiempo pop. Esto último lo hace con bastante acierto en ‘Keeping My Baby‘, un pequeño guiño a ‘Papa Don’t Preach’ de Madonna y que alegra bastante el tracklist, de tendencia bastante lenta.

http://www.youtube.com/v/AqwuQpBOIqs?fs=1&hl=es_ES

El único inconveniente que le veo a Endlessly a la hora de salir adelante en listas de éxitos y ventas es que no está compuesto pensando en la extracción de singles que le den salida en radios y noches de sábado. Exceptuando ‘Well, Well, Well’ y ‘Keeping My Baby’, el resto de los temas son demasiado tranquilos, perfectos para ambientar momentos privados pero no para resonar como hizo ‘Mercy’. Y ni siquiera estos dos mencionados tienen la pegada que tuvo en su día la canción que la catapultó al panorama mundial sin remisión.

De cara al final del disco, el ritmo se incrementa en temas como ‘Lovestruck‘ y ‘Girl‘, pero la clausura del tracklist la ejecuta ‘Hard For The Heart’, que continúa la tónica general y deja muy claro que las incursiones más animadas sólo lo son para evitar que el nivel de atención decaiga perdiéndose entre baladas. Sin embargo, este cierre es un buen broche final para condensar la propuesta de Endlessly, con una orquestación mucho más acertada que en otros cortes — la de ‘Lovestruck’ me resulta particularmente desconcertante.

http://www.youtube.com/v/qKGICgfhCeM?fs=1&hl=es_ES