“Duncan-Dhu” src=”http://img.hipersonica.com/2013/04/duncan_dhu.jpg" class=”centro” />

Si, así podríamos titular este post sin problema alguno, porque de los tiempos de la Empanadilla de Móstoles, el Café Tacilla y otros tantos hits del humor patrio nos llega este “retonno”, esperado por los menos y completamente indiferente para los más.

Y aunque uno tenga más que superadas ciertas etapas, siempre le queda el gusanillo de la nostalgia. Os digo esto porque (modo confesión on) mi primer concierto, hace ya muchos, muchos años, fue uno de Duncan Dhu, en el campo de fútbol del pueblo en el que me crié, y sí bien mucho tendrían que cambiar las cosas para que ahora me interesara su música, también es verdad que a uno al menos le pica el gusanillo nostálgico cuando se entera de que Mikel Erentxun y Diego Vasallo vuelven a poner en marcha el proyecto con el que todos los conocimos a finales de los 80 y durante los 90.

Tras haber dado por zanjado “definitivamente” dicho proyecto, el dúo (otrora trío) dejando como último testigo de su existencia aquel Crepusculo de 2001, y haber tomado definitivamente caminos en solitario bastante irregulares y con trabajos más bien prescindibles, es ahora, 12 años después cuando Mikel Erentxun anuncia la vuelta de Duncan Dhu.

Lo hacía anoche a través de este tuit y poco más sabemos excepto que “seguirá informando” de lo que ya ha subtitulado con el correspondiente hashtag #vuelveduncandhu.

Así que no, no sabemos si habrá nuevos trabajos o si será simplemente una gira de reunión o la grabación de alguno de esos discos con los temas clásicos de la banda en versión acústica o reinterpretados o vete tú a saber, que ya lo hemos visto casi todo en esto de los comebacks.

Sólo queda desear que si van a estrenar nuevas canciones lo hagan como es debido y cumplan un mínimo de calidad, que ya se sabe que a veces estas vueltas son simplemente la excusa perfecta para llenarse los bolsillos a costa de los fans nostálgicos, sin que haya un verdadero motivo para gastarse el dinero en el hipotético nuevo material detrás.

Sea como sea, ya os iremos informando, y mientras, podemos oír por ejemplo y por enésima vez ‘Cien Gaviotas’… a ver quién no la conoce.

En Hipersónica | Tres versiones para odiar a la música

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments