Eagles of Death Metal — Zipper Down

¿Hasta qué punto se puede ser irreverentemente paródico sin que se malinterprete la intención de sorna por parte de cualquier persona externa? Los límites humorísticos no parecen hechos para Eagles of Death Metal y así parecen declararlo con la portada de su nuevo disco. Si una persona normal, ignorante por completo de la existencia del grupo y de su filosofía, viese una portada como esta los tacharía irrefutablemente como una panda de misóginos denunciables, no lo vería como la descarada broma llevada al extremo que es.

¿Dónde acaba lo paródico con Jesse Hughes y Josh Homme? ¿Hasta dónde son capaces de estirar la provocación? Quién sabe, poco importa mientras sean capaces de seguir haciéndonos pasar un buen rato con su rock canalla y desenfadado. Guitarras desatadas, caderas y rótulas que saltan por los aires, decibelios vigorizantes y la lujuria en su mirada. Es así, Eagles of Death Metal son pura diversión y nacieron para transmitirla a todo quisqui para que movieran el bullate sin control.

Eagles of Death Metal, diversión sin cortar

https://www.youtube.com/embed/3DLVLRpKtYc

Y no se aprecia intención de querer cambiar el rumbo con Zipper Down (Downtown, 2015), disco puramente EODM desde el primer minuto con ‘Complexity’, pieza que ya apareció en el Boots Electric de Jesse Hughes y que aquí se convierte en una canción totalmente característica del grupo. En líneas generales estamos ante un disco que se mueve por los mismos palos que llevan recorriendo toda su carrera, todo lo que podemos pedirle a un proyecto de esta categoría, para escuchar algo más ambicioso ya tenemos otros grupos del bueno e inquieto Josh Homme.

No se aprecia intención de querer cambiar el rumbo con Zipper Down, disco puramente EODM desde el primer minuto

A nivel de la calidad del cancionero se mantiene más en la línea de su Heart On (Downtown, 2008) que en la de sus dos primeros y magníficos trabajos, es decir, notable pero sin pasarse. Son capaces de dejar temas adictivos y cañeros como ‘Silverlake (K.S.O.F.M.)’, ‘Got the Power’ o ‘The Reverend’, mientras que el resto cumplen bastante bien sin ser tan llamativos. No obstante, hay que añadir que el disco falla en los puntos que más se quiere acercar a un toque más serio propio de Queens of the Stone Age, como en ‘Skin-Tight Boogie’ o la versión del ‘Save a Prayer’ de Duran Duran. Este par de canciones termina por no añadir demasiado al álbum y hasta le restan fuerza.

https://www.youtube.com/embed/Qo88gc9w3ik

7.3/10

Años después de su última referencia, podemos decir que Eagles of Death Metal no han perdido su mojo y nos vuelven a entregar un disco poco pretencioso, fresquito y divertido. Canciones chachis para pasar un buen rato moviendo el esqueleto, sin mayor preocupación en nuestra cabeza. En ese sentido, Zipper Down es un disco que cumple muy bien su propósito, no tiene sentido pedirles más porque, en realidad, nunca han pretendido dar mucho más.

Anuncios