Que la música ha sido una ocupación para restañar las cornadas que la vida le ha ido lastimando el espíritu, y de rebote el cuerpo, es algo bien sabido por quienes conozcan a E. Cuatro años sin una nueva referencia discográfica de estudio tras Blinking Lights and Other Revelations (Vagrant, 2005), un soberbio doble álbum, no parecía demasiado habida cuenta de que en 2006 publicó Live at Town Hall, un álbum absolutamente recomendable, pues lo firma como Eels with Strings, y en 2008 Dreamworks y Mr. E nos entregaron Useless Trinkets. B Sides, Soundtracks, Rarities and Unreleases 1996–2006, un compendio de cincuenta canciones extraídas de sus flancos artísticos. Y además, ese mismo año Geffen nos presentó los diez años de clásicos en Essential Eels vol. 1 (1996–2006).

Y por si esto fuera poco, dirigió el documental sobre su padre, el físico Hugh Everett III: Pararell Worlds, Parallel Lives, y editó su autobiografía, Cosas que los nietos deberían saber, así que en realidad el hiperactivo E no ha parado en este tiempo. Y mucho menos en poco más de los doce meses que van de la salida de Hombre Lobo. 12 Songs of Desire y Tomorrow Morning, el álbum que acaba de publicar con End Times de por medio.

http://www.youtube.com/v/6IjbYBHhCC0?fs=1&hl=es_ES

Tomorrow Morning o hay luz al final del tunel

Si con End Times ni siquiera giró hizo promoción, habida cuenta de lo personalísimo que era su contenido, con Tomorrow Times una luz se vislumbra al final del tunel y la portada con ese árbol en tonos malvas parece que estamos ante la recuperación anímica del artista, un Mark Oliver Everett, E, que deja mayormente a un lado atrás las guitarras acústicas, introduce teclados y demas máquinitas, por ejemplo las de la enigmática ‘Spectacular Girl’ (YouTube), de lo mejor de este conjunto, y su paleta estilística se amplia bastante, de la canción de autor al góspel. Así de complicado es E.

Claro está, hay que estar muy metido en la obra de Eels como para entender algo, e incluso a mí, que no me considero un extraño a su material, me cuesta trabajo enlazar una obra con otra. Igual hubiera sido más fácil editar esta trilogía en un sólo volumen pero el mensaje se hubiera diluido a las primeras de cambio.

Así, ha conseguido espolear a unos seguidores que le son tan fieles, pocos tras su mudanza de una multinacional a controlar el mismo sus trabajos. El caso es que en Tomorrow Morning no encontramos al Eels que te deja la piel arañada. Ni el rock punzante de ‘Looking Up’ y ‘That’s not Her Way’, ni los temas más de autor como ‘I am a Hummingbird’ han logrado entusiasmarme salvo el single comentado arriba que se ha acompañado de un curioso videoclip . Habrá que esperar su próximos movimientos.

[[gallery: eels-tomorrow-morning]]

Sitio oficial | Eels

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments