Anuncios

Ekoplekz — Unfidelity

Sólo cuatro años desde que empezara a producir han bastado para que Ekoplekz tenga más material publicado que otros artistas de mayor calado. Eso le lleva a producciones que en ocasiones son demasiado irregulares, aunque siempre son como mínimo interesantes. No obstante, en este 2014 ha vuelto con nuevo disco, Unfidelity, debutando en Planet Mu, y el resultado es muy bueno. De lo mejor que ha hecho sin duda.

Gran debut en el sagrado Planet Mu

Nick Edwards, su nombre de pila, es natural de Bristol, una ciudad que alguna cosa tiene que decir de electrónica. Y que sigue demostrando que no sólo vive de las grandes cabezas del trip hop. A lo largo de su breve pero prolífica carrera, Ekoplekz se ha caracterizado por producciones de gran peso experimental, desde un corte más industrial a otros más cercanos al noise, todo ello pasando por diferentes sellos (Editions Mego entre ellos).

Unfidelity es un álbum más corto de lo normal para el inglés, -sólo once temas- en los que se aleja de coordenadas experimentales más radicales y se aferra a un sonido que flota entre el dub y capas de ambient, en el que se agarrándose a deformaciones sonoras que no renuncian a la melodía. Seguimos hablando de un trabajo complejo, pero su tratamiento con cacharros analógicos y sus infiltraciones en oscuros pasadizos lo convierten un disco en el que pasar horas y seguir descubriendo nuevas texturas a cada rato.

Pasadizos que no renuncian a experimentar

El inglés rescata la filosofía de Memowrekz, recuperando el equilibrio entre experimentación y melodía y lo mejor es que lo hace con un disco más corto y conciso, de forma que nos encontramos con menos paja, que era casi inevitable que saliera cuando elaborada discos de más de veinte canciones. La suma de estos factores significa un LP muy completo, con un interesante cruce entre los sonidos angulosos de Silent Servant en temas como ‘Nerva Beacon’ y el ambiente mágico y contaminado de Huerco S. en la preciosidad de ‘Unfidelity’.

En este álbum ha tenido la habilidad de seguir con sus ritmos dub y sus continuos efectos de sonido, marcarse auténticas perlas de sonido analógico como ‘Tuning Out’ y colarse por agujeros de ambient y loops hipnóticos como el de ‘Robert Rental’. Todo sonando más accesible, ambicioso y sin abandonar la experimentación; este es el esquema sonoro con el que más potencial demuestra. Donde exalta su talento al abrirse a espacios no tan cerrados como ha hecho en anteriores publicaciones.

Unfidelity es un trabajo emocionalmente siniestro, heterogéneo, en el que encontrar lineas melódicas hipnóticas y otras más erráticas que te atrapan para que tu cerebro las reproduzca en bucle. El poder de lo analógico vuelve a demostrar su encanto cuando se funde en ambientes abstractos torpedeados por continuos efectos que atacan por ambos lados. Y en esa fascinación al escuchar trabajos tan artificialmente bellos como este es donde hay que quitarse el sombrero.

7.8/10

Un debut inmejorable en el sello de µ-Ziq con electrónica retorcida en ocasiones y mecánica en otras, de parte de un talento en alza como lo es Ekoplekz, que recupera su mejor nivel, puede que con su mejor disco hasta la fecha. No abandona la experimentación y perfila un disco ambicioso en sus texturas y ritmos. Siniestro y fascinante como si fuese obra de una inteligencia desconocida.

Anuncios