Quienes nos acercamos ayer noche a la sala 12 y medio para disfrutar de la última vista de El Columpio Asesino a Murcia, dentro del ciclo de conciertos Microsonidos 2010, salimos de allí con un muy buen sabor de boca por el espectáculo ofrecido y con un fuerte pitido en los oídos por el elevado volumen al que fuimos sometidos. Para mí desde luego fue una gran sorpresa ver cómo el grupo navarro se desenvuelve sobre el escenario, pues reconozco que no tenía ninguna referencia previa de cómo se les daba el directo.

Su tres discos los tengo bien quemados y esperaba que su línea de actuación en vivo fuera en el tono tranquilo y casi complaciente de su último disco, La gallina, pero lo que el quinteto presentó anoche fue en una línea completamente opuesta. Absolutamente todos los temas que descargaron durante la hora casi y media que estuvieron actuando sonaron mucho más duros y enérgicos que en sus originales de estudio, dando como resultado un concierto que fue pura potencia de principio a fin.

Dado que su cuarto disco aún está guardado bajo llave, el peso del repertorio se repartió de manera bastante equitativa entre sus tres discos ya publicados, aunque también tuvimos oportunidad de escuchar algunas composiciones nuevas que me gustaron en distinta medida. El arranque lo dio ‘¡Ahah…!’ (YouTube), un tema suficientemente marchoso como para meter la primera marcha.

http://www.youtube.com/v/yJGfHbMVsLY&hl=es_ES&fs=1&

La cosa había empezado bien, pero el ambiente aún no se había caldeado lo suficiente, y en este punto la banda decidió presentar una primera canción del nuevo disco algo más reposada de lo que habían tocado hasta ese momento, marcando así un ligero punto de inflexión que continuó en reposo con ‘Cenizas’. Dicho tema sirvió de apertura para un ciclo de canciones extraídas de su último disco, que se completó con ‘No tienes que decirme nada’ y ‘Yo soy tu hombre’ (YouTube).

http://www.youtube.com/v/wMDoQlHcokE&hl=es_ES&fs=1&

Llegados a este punto, el volumen de los instrumentos había ido subido progresivamente, así como la fuerza con la que el quintento se esforzaba sobre el escenario, y como resultado estos últimos temas que están entre los más suaves de su discografía sonaron sorprendentemente potentes, con guitarras muy cortantes y cargadas de efectos, y un gran empuje desde la batería. Los juegos de voces y los coros se sumaban a la fiesta, aportanto la nota definitiva de agresividad.

Estando de lleno en la mejor fase del concierto, aunque con nuestros tímpanos empezando a pasar factura por el desmesurado aumento del volumen, los navarros terminaron de meternos en su bolsillo con una interpretación sencillamente épica de ‘Edad legal’ y su inevitable versión del ‘Vamos’ de los Pixies (YouTube), que alargaron y ensuciaron cuanto quisieron entre el alborozo general.

http://www.youtube.com/v/31M5AtO8lpo&hl=es_ES&fs=1&

Con la hora de concierto ya superada, el quintento se despidió con poca convicción, y aunque estaba claro que habría regreso para los bises, hubo algún asistente que optó por marcharse con aseveraciones tan típicas como las de “sólo hacen ruido”. Yo hace tiempo que empecé a tomarme esa frase como un elogio cuando alguien la usaba para describir mis gustos, y desde luego anoche El columpio asesino brillaron para quienes ya sabíamos a qué escuela sonora pertenecen.

La vuelta a la escena para los bises no se alargó demasiado, y por suerte el parón no hizo que la banda redujera un ápice el nivel de fuerza que habían dejado al marcharse. ‘Castigadora’ sonó algo tosca, pero ‘Floto’ y ‘Lucas 44–48’ fueron coreadas y muy aplaudidas, poniendo un broche excepcional a una gran noche donde sacaron toda su artillería y la dispararon con carga extra de pólvora.

Sitio oficial | El columpio asesino

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments