El talento es imprescindible, pero no menos importante es tener la fórmula. Foyone la tiene, lo que explica su meteórica trayectoria desde que allá por 2011 se presentara al mundo. Apareció, creció y en esas continúa. Creciendo. No en vano, tras su maqueta Mi zoológico (Autoeditado, 2011) y hasta el día de hoy, el MC ha estrenado cuatro trabajos de notable factura que le han llevado a actuar en Londres o Berlín y girar por Sudamérica: una prolífica cosecha para una carrera joven. Sin embargo, fue otra propuesta la que le catapultó. La fórmula estaba en otro lado, en el #RapSinCorte.

A estas alturas no descubrimos la pólvora afirmando que Internet en general y Youtube, así como otras plataformas audiovisuales, en particular han supuesto una revolución para la música, sobre todo para las nuevas hornadas. Sin embargo, es fácil decirlo y no tan fácil encontrar artistas que hayan logrado exprimir la gota para dar con la tecla en esta ventana abierta al mundo. Pedro Navarro lo hizo. Apenas había comenzado su andadura artística y logró, casi de la noche a la mañana, que todo el mundo hablara de Foyone, el reptiliano. El #RapSinCorte VII tenía la receta con la que obtener la fórmula.

https://www.youtube.com/embed/9fEDE1QzBp4?rel=0

Sobran las descripciones. Una genialidad que daba pie a seguir buceando por aquellos vídeos — todos ellos realizados por Gharuda — y a descubrir el mundo del malagueño. Aquellas canciones, las cuales rondan los tres minutos de duración, se consumían como pequeñas píldoras. Te dejaban el regusto de querer más pero a la vez te saciaban. Cada una tiene algo ya sea en lo estético , en lo sonoro o en la parte lírica. Van a cumplirse tres años de esta propuesta y Foyone sigue sin renunciar a un terreno en el que es libre.

Sus trabajos están tejidos con mucho detalle, con un mismo hilo, y se desarrollan en su particular contexto. ‘Dólares mentales’, producido por Sceno, tiene una carga oscura y contiene temas que prologan otra de sus facetas con códigos que apuntan a la masonería; ‘El patio’, con sonido de Manu Beats y Sceno, es un reflejo de su hábitat, de las postales que día a día ve con sus propios ojos; y El Mesías, de nuevo Sceno más un tema — ‘Creo en ti’ — de Big Hozone, se desarrolla en una atmósfera más luminosa, presentando un discurso de esperanza con hechuras de profeta. En todos encontramos varios puntos en común, así sea en cuanto al nombre de los productores, como el hecho de que poseen un leitmotiv.

De ahí la importancia del #RapSinCorte. Un entorno sin reglas como ya demostró. Un día rapea sobre ‘Stove Top’ y otro sobre ‘Over Dont Worry About it’ de 50 Cent. Sin olvidar a los productores de aquí, como los anteriormente nombrados u otros como M. Padrón. Las letras tampoco tienen atadura alguna y al no estar supeditadas a una atmósfera concreta da lugar a que aflore el ingenio de la forma que difícil sería de otra manera.

https://www.youtube.com/embed/FBnehO_oSZk

El hecho de que naciera en 2012 y que todavía prosiga la convierten en una forma de observar la evolución de Foyone. En los veintiún cortes hasta el momento se ven aristas pulidas, innovación en la lírica, nuevas estructuras o mayor frescura. Se le ve crecer. También se vislumbran estados de ánimo, dudas o confesiones. Como si a parte de una hábil y fructuosa propuesta fuera el diario de Pedro.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments