Muchos creerán que Halloween es una fiesta más, a la hora de ligar, pero la realidad es que ciertos matices la hacen una fiesta mucho más propicia para lograr encontrar el amor de tu vida noche. Los motivos son varios. En primer lugar, el formar parte de una fiesta que está asociada a la niñez, unida a que no existe ninguna regla a lo hora de vestir, hace que saquemos a la superficie nuestro lado más infantil, deshinibido y juguetón.

El hecho estar ocultos tras un personaje hace que perdamos en gran medida ese miedo inherente a ser rechazado, asociando que el rechazado no somos nosotros, sino nuestro personaje. Por último, el misticismo del terror, la oscuridad, la maldad, la lujuria, la pasión salvaje… todo eso está presente en las fantasías más oscuras de muchos de nosotros. Sabiendo todo esto, debemos aprovechar todos estos recursos e inclinar la balanza de la seducción hacia nuestro favor.

Escoge bien tu disfraz

Esta parte podría resumirse en: NO te travistas. No hay nada más ridículo que un hombre vestido de mujer, puede que a ti te parezca gracioso y en realidad lo es, pero de una manera que no estamos buscando. Tienes que buscar el término medio. Original sin caer en lo abstracto, necesitas que la gente se interese por él (abridor de conversaciones), pero no que todo el mundo pregunte esa frase tan odiada “¿de qué vas?”. Necesitas ser llamativo sin caer en el ridículo o esperpento, de una manera u otra, tendemos a relacionar el disfraz con la realidad interna de esa persona. No necesitas que te vean como un capullo que necesita llamar la atención. Abajo tienes la pista de un buen disfraz.

Mantente escondido tras tu máscara

Permanecer en el anonimato hace que la persona se esfuerce más en conocer sobre ti, en cierto modo, se está creando una necesidad, ella está volcando toda su atención sobre ti, empeña cada uno de sus sentidos en conocerte ¿no es lo que siempre hemos querido? Aprovéchalo y juega con ella. Por otro lado, al no tener una cara a la que observar, tu mirada, tus lenguaje y tus palabras tendrán mucha más fuerza, puesto que no hay una cara que “le distraiga”. No descuides en ningún momento tu expresión corporal.

Su disfraz tan importante como el tuyo

Recuerda el primer tu punto y ten en cuenta que tiene tanta validez para ti como para ella. Ella a estado pensando mucho en su disfraz, a sacrificado el pasar pasar frío o calor, el dolor de pies, el tener vergüenza, el estar una hora desmaquillándose antes de ir a dormir… Todo para estar bien esa noche, ¡haz el favor de valorar ese esfuerzo!. Presta atención a los detalles, ya no solo para reconocérselo, sino por que puede que te dé detalles importantes acerca de su persona/personalidad y cualquier ayuda, cuenta.

Recuerda que es una noche mágica

Todos nos hemos puesto el disfraz y al hacerlo, hemos olvidado en casa nuestros prejuicios, vergüenza, autolimitaciones y demás obstáculos que se nos presentan. Aprovecha y sobretodo disfruta, tienes ante ti una de las noches más favorables para seducción pero sobretodo, para la diversión. Utiliza este estado favorable para probar las técnicas más locas que se te ocurran, como diría alguien que muchos conoceréis, It’s gonna be legendary!.

Feliz Halloween!

En Noctamina | El juego de la seducción

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments