El narco negro y su orquesta

Las fobias con unos teclados, un poco de dorado para soplar y un bajo fuerte son menos fobias. Las bandas sonoras sin carrete detrás, como género digno de ser extinguido, logran salvarse en persecuciones con Cadillacs y Chevrolets, con negros bailongos de kung-fu convertidos en traficantes o vaqueros con pelazo y generoso mostacho. El brillo de los potentes Magnums comparte espacio con unos años en los que el Funk y el Soul tienen en los puñetazos ficticios una percusión añadida.

https://www.youtube.com/embed/DAh_4s_-tas?rel=0

El Blaxploitation como concepto. El público negro como target y los bailongos Curtis Mayfield e Isaac Hayes como orquesta. Ese abrigo largo de Super Fly ondeando al viento mientras Curtis Mayfield seguía demostrando que es uno de los más grandes de la historia tras la banda sonora. Dos años más tarde de su revolucionario Curtis (1970, Curtom) le dedicaba unas palabras al camello del bigote:

Oh, superfly 

You’re gonna make your fortune by and by

But if you lose, don’t ask no questions why

The only game you know is do or die.

El llamado Blaxploitation puede que fuese nocivo en lo cinematográfico, de calidad paupérrima (bien lo sabe Quentin Tarantino), actuando más como prototipo poco beneficioso para los negros que como una salida reivindicativa, pero en lo musical nos dejó grandes perlas y Mayfield sí que lo afrontaba con una carga social.

https://www.youtube.com/embed/NpVFyV0-zps?rel=0

Aquellos inicios de los 70, aquella producción y teclados. Aquel traqueteo que Isaac Hayes lograba combinar en ‘Shaft’ o ‘Three Tough Guys’ entre baladas melosas sin tanto empaque como las de sus dos primeros años. Y el gran padrino llegando tarde pero llegando, sin torcerse el tobillo como le pasaría con el Disco.

https://www.youtube.com/embed/Q5wlUhcl44c?rel=0

Solo por ‘The Payback’ (1974, Polydor), banda sonora de Hell Up in Harlem, el Blaxploitation cumplió su función y James Brown nos dejó uno de sus álbumes más emotivos en los que el groove del Funk es descomunal.

El resto de bandas sonoras comercializadas que ardan. Yo pongo la gasolina.

Anuncios