Algunos críticos de música comentan que la música actual está en crisis, que no hay calidad, no es como antes. Son opiniones, más o menos respetables, pero opiniones son. Otros dicen que la música ha dado lugar a un negocio y no a una expresión artística. Para suplir todo esto algunos requieren de un sonido que llena a los grupos actuales.

La música es “el arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios utilizando los principios fundamentales de la melodía”, según Wikipedia. Con esa definición estoy de acuerdo pero debo añadir que la forma de conseguir esos sonidos es libre.

La música no pasa por ningún mal momento lo que pasa por un mal momento es la gente que desea ganar dinero con la música sin poner un poco de amor en el empeño. Si a eso le añadimos campañas brutales de marketing para vender aire, obtenemos el resultado total del panorama musical actual.

Un recurso para rellenar la falta de arte es usar música electrónica. Muchos grupos (no quiero dar nombres por no enzarzarme) que suelen estar en contra de la música electrónica acuden a ella como un animal malherido. Los conciertos actuales de todos los grupos que tocan música comercial cuentan con un portátil con una serie de loops que rellenan el ambiente musical que ellos no son capaces de llenar.

Con esto quiero mostrar que no sólo la música electrónica está presente en los clubs o en las discotecas, sino en la mayoría de la música comercial a nivel mundial. La electrónica es fácil de comprender, es moldeable y tiene más recursos de los que conocemos. Espero que a partir de aquí tengamos más presentes todo lo que puede dar de sí la electrónica y la vinculemos a un arte más.

En Noctamina | ¿Se ha roto algo en la música electrónica?

Imagen | Amio Cajander

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments