Anuncios

El tamaño sí importa (LVIII): ‘Genetic’, de Emeralds

No llegaron a estar mucho tiempo en activo, pero tuvieron un periodo compositivo extraordinariamente prolífico. Es lo que tiene cuando se juntan tres mentes creativas que no pueden estar quietas. Su último disco, Just To Feel Anything (Editions Mego, 2012), no cuajó demasiado. Menos de la cuenta. Y sin embargo, aún duele al recordar la ruptura de Emeralds. Aunque sus trabajos tenían un resultado dispar, en varias ocasiones habían alcanzado las mayores cotas de electrónica progresiva del siglo, mostrando cómo debía evolucionar un género con décadas de vida.

Su mejor álbum, el mayor hito de su discografía, es Does It Look Like I’m Here? (Editions Mego, 2010), un trabajo descomunal del que han pasado ya cinco años. Antes de irse cada uno por su cuenta, dejaron temas para el recuerdo, entre ellos, ‘Genetic’, incluido en aquél disco de 2010. Tanto el disco como el propio tema recogían el espíritu de la mejor época para la electrónica progresiva, la de los setenta, mediante los sintetizadores, alguna guitarra y alguna grabación de campo para meter en forma de sample. ‘Genetic’ son doce minutos de emoción epatante, de épica, de sofisticación y evocación espacial.

https://www.youtube.com/embed/NpaLm88PHz0

Desde clásicos como Ashra hasta otros indispensables y no tan mencionados como Richard Pinhas, ‘Genetic’ de Emeralds es una de las máximas cúspides de la electrónica progresiva de los últimos años. Una obra a la altura de los gerontocráticos clásicos que llevan décadas gobernando este ámbito de la electrónica y la experimentación. La irrupción repentina y constante de los sintes jugando con el sonido estéreo, la inmediata ambientación que se va expandiendo después con sonidos líquidos e incluso los momentos de guitarra — hola, Mike Oldfield — , crean una pieza que engrandece un trabajo que ya de por sí era tremendo. Un tema que condensa lo mejor de la electrónica progresiva tradicional con la tecnología, los efectos y el acabado de hoy; una maravilla. Y una lástima que Emeralds hayan desaparecido como tal, a pesar del camino que iban tomando. Temas como este merecían continuidad.

Anuncios