El VestiVille, otro ejemplo a lo Fyre Festival de por qué no debemos fiarnos de los «festivales de lujo»

Ir para nada es tontería: Algo así tendremos que pensar cada vez que se anuncie un nuevo festival de lujo. Si la odisea del Fyre Festival, bien documentada (o casi) en TV, ya ha quedado como una de las épicas del desastre más divertidas de estos últimos años, ahora tenemos un nuevo ejemplo en Bélgica con el Vestiville Festival.

Cancelado el mismo día de inicio: los enlaces con el Fyre son obvios cuando el Vestiville Festival se canceló el mismo viernes en el que iba a comenzar por «seguridad» y bajo una investigación de fraude.

Una experiencia no tan de lujo: El festival prometía que del 28 al 30 de junio iba a ofrecer villas privadas VIP y servicio de habitaciones entre quienes habían comprado las entradas para ver a Cardi B, A$AP Rocky, Migos y, por supuesto, Ja Rule, que anda metido en todas las cancelaciones de lujo. El mismo viernes, algunos artistas como A$AP Rocky tuiteaban que no iban a actuar por falta de seguridad y unas horas más tarde, con los asistentes ya en la localidad de Lommel, el festival anunciaba también por twitter la confirmación del desastre:

Sálvese quien pueda VIP Deluxe Edition: De la playa privada y el jardín exclusivo poco quedaba en el festival belga. De hecho, la cancelación se hizo sin asegurar ninguna alternativa a los asistentes, ni tampoco garantizar comida, agua o transporte. La experiencia festivalera VIP siempre acaba siendo peor que la épica lluvia de mierda de aquel Arenal Sound. Por supuesto, los organizadores ya han sido acusados de fraude por facturación falsa, lavado de dinero, etc…

Disfrutad del video en el que se anunciaba la experiencia festivalera definitiva:

Anuncios