Anuncios

‘Elastic Heart’: Sia recicla single y de paso se mete en un jardin

¿Os acordáis de 1000 Forms Of Fear? Ya… casi nadie se acuerda, excepto por la omnipresente ‘Chandelier’, claro, que lleva dando la matraca desde la primavera pasada. Pues bien, el hasta ahora único single del último disco de Sia ya tiene compañero, ¡que ya era hora!

Pero no, que nadie piense que el nuevo single es una novedad mayor, uno de los temas poco aprovechados de 1000 Forms Of Fear, porque de entre los 12 temas que lo componen, el elegido ha sido precisamente el único que conocíamos de antes de haber sido lanzado; y no de un día o dos precisamente, sino de meses más atrás, ya que fue incluido en la banda sonora de Los Juegos del Hambre: En Llamas. Ya sabéis, me refiero a su entonces colaboración con The Weeknd y Diplo; al estupendo ‘Elastic Heart’, que ahora es versión en solitario.

Todo sea dicho, uno de los mejores cortes del álbum, eso sí. Y claro, como manda un nuevo single, tocaba también nuevo vídeo, que se ha atrevido a dirigir ella misma, ya que, como sabemos todos, prefiere no estar ante las cámaras (¿quién dijo que el miedo escénico lo habían inventado Pastora Soler y Joaquín Sabina?).

A la hora de elegir protagonista, tampoco se ha calentado mucho la cabeza, ya que ha vuelto a recurrir a la tierna infante que ya protagonizara anteriormente, peluca en cabeza, el vídeo de ‘Chandelier’, Maddie Ziegler. Eso sí, el toque de originalidad para la ocasión lo ha puesto acompañándola de Shia Labeouf, que parece haberle cogido el gustillo a lo de hacer vídeos musicales casi en bolas.

Hasta ahí todo más o menos normal… excepto por las acusaciones de pedofilia que no ha tardado en recibir la australiana por el vídeo. Una niña y un hombre, hecho y derecho, simulando desnudez y dentro de una jaula pueden dar que pensar, la verdad, aunque cualquiera que tenga claro de qué habla la canción y que, según la misma Sia ha respondido, ambos personajes representan a partes opuestas de la misma cantante y compositora, terminará viendo que, de pedofilia poca cosa; más bien es cosa de simbolismos mal entendidos. Allá cada uno con sus conclusiones.

Anuncios