Anuncios

Electrónica en corto #2: techno, footwork y algún vocoder en 10 EPs electrónicos

Volvemos con otra edición de Electrónica en corto, una sección en la que hablaremos del género comentando remezclas, epés u otro tipo de especiales en los que tratar la electrónica de una forma corta y al pie, sin tesis doctorales. Hoy traemos algunos epés que han sabido a poco, debuts que prometen y en medio, lo de siempre. Algo de techno, ambientes veraniegos y algún vocoder. Como la otra vez, lo más recomendable, al final. Aunque como todos estamos un poco sordos, igual os quedáis con algo de lo que hay antes.

The Black Dog — The Sound Of Sheffield Vol. 2

En la anterior edición de Electrónica en corto hablábamos de los epés que los veteranos The Black Dog estaban lanzando periódicamente. Con Sound Of Sheffield Vol. 2 han bajado el pistón. Tampoco es que el primer EP fuera la leche, pero era más versátil. Aunque en este no falta la zapatilla en forma de acid y de techno, el lanzamiento se hace más pesado, con temas construidos sobre una arquitectura bastante estandarizada que lejos de sorprender, cansa.

Machinedrum — Fenris District

Machinedrum ha bajado el nivel con este EP. Si Vapor City era un buen álbum (muy bien ejecutado en directo, por cierto) con percusiones continuas y graves que no te dejaban respirar, en Fenris District falta un poco de todos estos ingredientes. Es cierto que empieza bien con ‘Back Seat Ho’, el lanzamiento tiene altibajos, destacando en temas suyos, y perdiendo fuelle cuando le hacen las remezclas o él mismo se aleja de la parte con más vitalidad que ofrece su footwork.

Ital Tek — Mega City Industry

Después de un correcto Control, su LP del año pasado bajo Planet Mu, el inglés ha vuelto a la carga este año con el EP Mega City Industry, con Civil, otro lanzamiento en el que sigue utilizando motores footwork para quemarte los pies. Secuenciadores y algún ritmo quebradizo que rompe en una explosión que se deshace en ambientes moderadamente coloridos. Un lanzamiento resultón si te gusta el dubstep, el footwork y sudar con beats preciosistas a alta velocidad.

Teen Daze — Paradiso

Se acerca el tiempo de la cerveza, del cubata en la terraza, de lo que más prefieras para relajarte en tus vacaciones o en toda la temporada veraniega. Pero para completar el cupo de bienestar hay que acompañarlo con música que acompañe. Y una buena propuesta para esa banda sonora es el sugestivo Paradiso de Teen Daze, con un EP que ya habla por sí sólo con el título. Ambient, pop y desarrollos suaves que transmiten buenas vibraciones. Vayamos destapando la birra.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1706134784/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=4134762443/transparent=true/

Dalhous — Visibility Is a Trap

Después de su debut el año pasado con An Ambassador for Laing, el escocés ha llevado ese esquema IDM a un terreno mucho más ambiental, en los que hay menos cabida para las diferentes capas de sonido que había venido utilizando en su primer disco. Visibility Is A Trap es un EP en el que muestra una faceta más inmersiva, en la que son los páramos sonoros los que vertebran las cinco canciones, a pesar de que pase puntualmente por encima algún requiebro idemero. Veremos si sigue por estos derroteros en su inminente nuevo álbum: Will to Be Well.

The Hacker — Zone 14: Love/Kraft, Pt. 1 — EP

Después de años de silencio en cuanto a LPs se refiere, el francés The Hacker, sobradamente conocido por la época de auge de aquello que llamábamos electroclash, va a editar un nuevo disco en dos partes. La primera parte de este Love/Kraft, influenciada por el italo disco, ya se puede escuchar. En ella encontramos la parte techno oscura (con toques industriales) que hegemoniza el EP, y una más accesible con vocales, encarnada en ‘A Thousand Times’, un buen hit de cabecera.

Rude 66 — The Kill

¿Cuántas veces le habéis dado las gracias al vocoder por sofisticar este mundo? Seguramente no las suficientes. El holandés Rude 66, uno de esos productores que no va a ninguna parte sin sus vocales robotizados, ha vuelto este año con el EP The Kill. Mucho material analógico, ritmos pegadizos y un ciborg cantando sobre las bases que crean los sintetizadores. No es ni de lejos de lo mejor que ha hecho, pero utilizar el vocoder y acompañarlo de teclados con gracia sigue siendo motivo de adulación en esta casa.

Ron Morelli — Periscope Blues

El fundador del prolífico sello L.I.E.S. Records, Ron Morelli, continúa afincado en el sello Hospital Productions de Dominick Fernow (con el que ya debutó en largo), pero esta vez para lanzar un EP que se aleja del sonido pesado e industrial de su LP. Esta vez se centra en producciones más experimentales, a mitad de camino entre atmósferas claustrofóbicas y canciones que se construyen con un sólo drone que poco a poco va progresando. Siempre interesante lo que ofrece el americano.

Quirke — We Landed

Desde Young Turks llega el debut de Quirke, un buen EP que si no fuera por la diferencia que hay entre algunos de los temas, sin duda sería uno de los mejores lanzamientos en este formato en el 2014. Dos temas clasicistas, y dos de UK Bass en los que destila elegancia y locura a la vez, utilizando cacofonías que se aceleran llegando a un final en llamas como el de ‘Break a Mirrored Leg’. Desde luego será uno de los temas del año. Un diamante en bruto desde Young Turks que está por explotar.

Visionist — I’m Fine, Part II

El nuevo EP de Visionist, I’m Fine, Part II, es de los más interesante que traemos hoy. Grime sin excesivos salvajismos, que se pasea por paisajes inhóspitos y solitarios, en los que sólo estáis tú y su música desangelada. Secciones vocales que se evaporan y ritmos moderados que no quieren ir a más, que van y vienen para crear esa sensación de vacío. Un EP que de cara al final se desmelena algo más, metiendo más BPMs, pero sin pasarse. Bastante recomendable.

Más electrónica en corto

Anuncios