Anuncios

Eli ‘Paperboy’ Reed en la Plaza Mayor de Gijón (26–07–2010): a mí me dejó bastante frío

Por una vez, y que nos sirva de referente voy a llevar la contraria a probertoj, que es quien nos ha ilustrado con su sabiduría en varios post sobre la trayectoria de este portento de Massachussetts. La noche del lunes actuó Eli ‘Paperboy’ Reed en Gijón dentro del suculento cartel de conciertos que el departamento de Festejos de la ciudad ha programado para este año.

Nos debía una este tipo que nos dejó a dos velas tras la cancelación de su actuación el año pasado en el mismo escenario, y por eso la Plaza Mayor de Gijón se llenó de fans, curiosos que habían oído hablar de este jovenzuelo, usuarios de las sidrerías circundantes, veraneantes de todo tipo de pelaje y, como no, gente que pasaba por allí. Se me olvidaba decir que el concierto era gratis.

Su concierto fue una maravilla para quienes han escuchado poco o nada a Sam Cooke u Otis Redding, pero la perfección de su propuesta a mí me resultó demasiado retro, demasiado antiguo y eso está bien si no se ha conocido a los grandes, pero para qué necesitamos a estas alturas del siglo XXI una clonación de cualquiera de los clásicos de Stax, Atlantic o Motown.

Eli ‘Paperboy’ Reed & The True Lovers llegaron, tocaron y triunfaron con un repertorio en su mayoría propio con tanto fuste y arrojo como si fuera creado e interpretado por un soulman de más de sesenta primaveras. Por eso, a mí me dejó bastante frío ese perfeccionismo que parecía interpretado por un cadáver recién embasalmado.

Pero lo cierto es que Eli si hubiera vivido en la década prodigiosa hubiera sido uno de los grandes descubrimientos de Atlantic, en cuyo rooster estaban Solomon Burke, Rufus Thomas, Otis Redding, Booker T & The MG’s, Sam & Dave o Percy Sledge. Son otros tiempos pero este blue-eyed soul man norteamericano tras su paso por la independencia acaba de firmar por una multinacional que ha visto que de su potencial puede sacar oro molido.

Mucho más visceral encima del escenario que James Hunter, a quien lo tuvimos en el mismo escenario el año pasado, sin embargo prefiero al británico, que ha asumido influencias y las ha asumido en una propuesta que no parece haber caducado hace años.

Eli ‘Paperboy’ Reed sólo ante el micrófono, con guitarra o con la armónica lo presentó uno de sus músicos como si se tratase del mismísmo James Brown, aunque con un discurso más adaptado al personaje:

Estoy encantado de presentarles a un chico estadounidense que posee una voz tan enorme como un águila que pudiera transportarte a lo lejos con sus garras. Hay quien le llama Mr. Boom Boom o The Satisfier. El logrará que se muevan, el va a agitarles, creanme, él les va a amar siempre. Por favor, den la bienvenida al soulman que viene de Estados Unidos: Eli ‘Paperboy Reed’.

Y después el público cayó rendido a sus pies con temas como ‘The Satisfier’ y sus maneras gospel, la movidita ‘Name Calling’, la balada ‘Help me’ o la pegadiza ‘Stake Your Claim’. De su nueva entrega, ‘Come and Get it’, que hemos visto en un bonito vinilo en el escaparate de a Librería Paradiso de Gijón, nos encontramos con esa irresistible pieza llamada ‘Tell me What I Wanna Hear’.

Entre las versiones cayeron ‘I’m Gonna Break Every Heart I Can’, de Merle Haggard, y ‘Twisting the Night Away’, de Sam Cooke. Al final puso a todos a sus pies con ‘You Can Run On’ o ‘The Boom Boom’, despidiéndose después con un ‘Take My Love With You’ recibiendo una ovación que para sí muchos hubieran querido en ese mismo escenario. Se ganó el notable alto que le he dado.

Sitio oficial | Eli ‘Paperboy’ Reed

Anuncios