Elle Belga — Refugio

Elle Belga tienen por fin su segundo disco en la calle. Su debut 1971 ocupó el top 1 de mi lista de mejores discos estatales de 2009. José Luis García, cantante y guitarrista de Manta Ray, movió ficha asociándose con su pareja, Fany Álvarez, para dar a luz a un proyecto en el que la premisa básica era que las canciones pudieran ser silbadas. Como grupo vocal, alegado de las texturas eléctricas de aquéllos, la importancia era la voz y lo que las envolviera era anecdótico. 1507 segundos prestados fue un EP de transición, un disco de versiones de cantaurores que al final solo tuvo su versión digital, que no ha sido premonitorio ante lo que iban a entregar en Refugio, su debut para Gran Derby Records.

Refugio, canciones emocionales y tenebristas de una belleza inquietante

La OMS no recomendaría este álbum de pop iluminado a individuos que estén tomando medicamentos inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina, es decir, para tratar la depresión y otros estados tales como los trastornos de ansiedad. Y es que Refugio puede tener efectos secundarios en este tipo de pacientes.

Siendo más cabales, lo que nos ofrecen Elle Belga aquí son canciones pop pero la etiqueta les resbala, porque también tienen muchos detalles folk, sucinta instrumentación que podríamos asignar al ambient y algunas texturas más propias del rock, o del post rock como en ‘He luchado por ti’ o el instrumental ‘Érase una vez rodalquilar’, y en las que hay una cierta deuda con Manta Ray.

En sí Refugio es una colección de canciones emocionales, tenebristas, de una belleza inquietante siempre con unas letras que no pretenden ser ejercicios de estilo poético, sino que son el corazón que les da su razón de ser.

Respecto a 1971 Elle Belga me han cautivado de nuevo por la capacidad que tienen para transmitir sentimientos, positivos o negativos, depende de quién escuche las canciones. También creo que en esta ocasión han aprovechado al límite tanto la capacidad que la voz de de Fany Álvarez tiene de emocionar, sin necesidad de empastarla con la de José Luis García. Como ejemplo ‘Siete pecados’ o esa miniatura final que es ‘Tres caras’.

La capacidad para transmitir sentimientos de Elle Belga

También por fin le han sabido sacar todo el partido a la voz melancólica de José Luis, especialmente en ‘De tus ojos’, algo que no sucedió en Manta Ray y que en 1971 les quedó a medio camino. Lo más curioso es que lo han grabado en La morada, una casa familiar, al calor del hogar, dándole al armazón de cada canción lo que necesitaba, y enviado la grabación a Golden Mastering para masterizarla.

Otro detalle que puede parecer una nimiedad es que Refugio hay que escucharlo a un nivel considerable en un buen equipo de sonido, nada de ordenadores o portátiles, y a ser posible con auriculares. No es un cancionero que sirva de sintonía mientras estás cacharreando por casa, son casi 35 minutos en los que hay que poner toda tu atención y sentidos.

9/10

‘Mi infancia’ fue el tema elegido como primer single. Se trata de una canción acompañada por una letra muy poética y entretejida a base de instrumentación fantasmagórica y voz que canta “al recuerdo de mi infancia”.

Más en Hipersónica | Elle Belga vuelven a ponerse en manos de Fium para el vídeo de mi infancia, Elle Belga — 1507 segundos prestados: cuando menos es más, Elle Belga — 1971: la sublime elegancia de un dúo vocal

Anuncios