Los medios se han hecho eco de su inclusión a última hora en el cartel del Primavera Sound y todos los titulares llevan la coletilla el hijo de Anthony Perkins. Pues sí, Elvis Perkins es hijo del famoso actor protagonista de Psicosis, que falleció en 1992 a causa de una neumonía, y de la fotógrafa Berry Berenson, que murió trágicamente el 11 de septiembre de 2001 al estrellarse su avión contra la Torre 2 del World Trade Center.

Con estos apuntes vitales uno se esperaría un disco tortuoso, que emanara tristeza por todos sus poros, lacrimógeno, en definitiva. Pero no, no cabe duda que un poso de añoranza del pasado y alguna lagrimilla si que salta al escuchar algunas canciones, sobre todo en la segunda parte del disco, compuesta como el propio autor declara tras el asesinato de su madre.

Está claro que Perkins recoge la estela del malogrado Elliott Smith pero también la de Nick Drake o Jeff Buckley, y me atrevería a apostillar el nombre de Jason Molina o el extraordinario Micah P. Hinson. Lo cierto es que Ash Wednesday, Miércoles de ceniza en castellano, es un completo manual de folk contemporáneo donde caben vibráfonos, violines, bongos, banjos, trompetas y otros instrumentos acústicos para crear una atmósfera perfecta para unas canciones tremendamente bellas.

Para muestra, tres botones, escucha con atención Emile’s Vietnam in the sky, While you were sleeping y Moon woman; ¿son o no deliciosas?

Sitio oficial | Elvis Perkins

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments