“Emeli Sandé” src=”http://img.hipersonica.com/2012/02/EmeliSande.jpg» class=”centro” />

Emeli Sandé ha aterrizado en un terreno más que complejo, y es que la competitividad en el mercado femenino de la música, sea o no comercial, está plagado de hembras de buen gusto, estilo propio y talento más que rentable. Ella ha sabido ir dejándose ver con prudencia, acompañada de nombres selectos como Tinie Tempah o Professor Green, fomentando poco a poco el interés en su persona.

Esta estrategia se vio desbordada cuando ganó el Brits Critic’s Choice y pasó de este modo al escrutinio general, que tan poco bien a hecho a otras artistas que también han obtenido ese premio como Jessie J — y cuyo debut ha dejado muchísimo que desear. Está claro que pasar desapercibida antes de estrenar el disco y que sea éste el que te va generando la popularidad es posiblemente el mejor camino, sobre todo si no tienes un material que soporte la lupa en condiciones. En el caso de Emeli Sandé, Our Version Of Events anda peligrosamente en la cuerda floja.

Grandes picos llenos de groove

Sandé ha creado un tracklist atrevido, abriendo con uno de los mejores temas del álbum y que fue elegido además como primer single. ‘Heaven‘ tiene todos los ingredientes para engancharte y llevarte de la mano al siguiente corte: una base rítmica espectacular a lo Massive Attack — posiblemente la verdadera piedra angular del tema -, una voz llena de matices y rica, y un apoyo sustancial en la letra que no dejaremos de ver en todo el disco.

https://www.youtube.com/embed/883yQqdOaLg

Vídeo | Youtube

Habría sido magnífico encontrar más canciones de este estilo jalonadas a lo largo del trabajo, pero no podemos llevarnos a engaño; ninguna tiene la potencia con que abre este auténtico misil. La fuerza del resto de las canciones — las que la tienen — va por otro lado.

Our Version Of Events ha sido compuesto íntegramente por Sandé junto a algunos colaboradores, pero donde más cuidado ha puesto la cantante ha sido en la creación de las letras. El trabajo nos lleva de la mano por todo tipo de situaciones, como diversas aristas de una misma relación poliédrica. Tenemos ‘My Kind Of Love‘, reivindicativa arenga de pareja solidaria e indestructible, donde la voz y la letra de la canción suenan maravillosamente bien.

https://www.youtube.com/embed/TGFG-SFfTbA

Vídeo | Youtube

Otro de esos impulsos distribuidos fundamentalmente por la primera mitad de Our Version Of Events es ‘Daddy‘, colaboración de Naughty Boy incluida. Una vez más recupera una base rítmica atractiva con una sencilla orquestación detrás. La combinación entre ‘Mountains‘, su antecesora, y ‘Clown‘, que va inmediatamente después, hacen de esta parte una de las más disfrutables del álbum.

https://www.youtube.com/embed/jAnIfqF-Mu8

Vídeo | Youtube

El último escalón al que nos podemos agarrar en este viaje es ‘Lifetime‘, colocada después de una tanda de baladones excesivamente larga, ya en el último tercio del disco. Una inyección de buen rollo justo antes de terminar que sirve para limpiar el paladar y olvidar ese cuarto de hora complicado de la parte central.

Este tema es, además, un claro ejemplo de lo que comentábamos antes. ‘Heaven‘ no tiene parangón en el tracklist, pero la fuerza y el alma toman caminos diferentes sin desaparecer en muchos otros cortes. Aunque en algunos se vuelven demasiado tibios, y llevan a la clásica pregunta de si realmente eran necesarios para rellenar. La respuesta es, como siempre, no.

Lo poco agrada…

Pecan esencialmente de esto las baladas, quizá no tanto como unidades aisladas sino como parte de un total en las que se han sembrado con demasiada constancia, y más aún en un álbum que abre con tanta garra, es imposible no sentirse desconcertado al ver cómo el ritmo va declinando poco a poco. Y así, tenemos ‘Maybe‘, ‘Suitcase‘, ‘Hope‘ o ‘Read All About It, Pt. III‘.

https://www.youtube.com/embed/xoRPxV274jw

El problema principal que encuentro a este abundante número de tiempos lentos es que el contraste con los ritmos medios — salvo en ‘Heaven’, Sandé no vuelve a pisar el acelerador — es casi nulo, lo cual hace que el disco se aposente en una zona media-baja que puede llegar a terminar saturando.

Fuera de ese conjunto de baladas he dejado dos que me parecen una relación especial. ‘Clown‘ se libra de la quema por su posición más o menos temprana, situado a continuación de otro de esos picos de los que hablábamos antes. Esto, acompañado de lo sorprendente de su letra, hace que llame la atención poderosamente, cuando todavía no nos hemos cansando de escuchar baladas al piano.

https://www.youtube.com/embed/j7KUFiXIB6U

Vídeo | Youtube

Por otro lado, tampoco podemos dejar de lado ‘River‘, que comparte los mismos atributos que ‘Clown’ pero sustituyendo su resignada amargura por una creciente confianza que se va desarrollando estrofa a estrofa.

https://www.youtube.com/embed/KRXc4gcobHM

Vídeo | Youtube

El debut de Emeli Sandé no cae en las mismas miasmas que sí su antecesora en el premio de la crítica, Jessie J, con la que es inevitable trazar paralelos. Emeli plasma un estilo propio, difuso en la parte central del disco pero muy claro en sus mejores temas. Esto, unido a su desparpajo a la hora de componer y arreglar las letras y a su riquísima voz, puede dar como resultado el comienzo de una interesante andadura.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments