Enslaved — RIITIIR: evolución hacia territorios más accesibles

Es fácil de describir porque suena como Enslaved, con todo lo que eso significa, pero también es complicado porque hay muchas capas y distintos enfoques dentro del álbum. Tengo la sensación de que es mucho más complejo que nuestras anteriores entregas, pero a la vez, creo que es más pegadizo y movido.

Con casi dos décadas de actividad confesada dentro del metal extremo y doce álbumes poco o nada les queda por demostrar a Enslaved salvo publicar trabajos que causen como poco cierto malestar en el oyente. Eso lo consiguieron sobre todo con sus dos últimos álbumes, Vertebrae y Axioma Ethica Odini. Y RIITIIR no es más que un paso adelante justo donde lo dejaron en éste último.

RIITIIR, un álbum que nos muestra los movimientos de los noruegos en el futuro

En vinilo es un doble álbum que contiene ocho temas que no bajan de los cinco minutos y en los que los noruegos parece que han tomado un camino en el que acabarán dejando a un lado ese black/viking metal del que hacían gala en 1994, cuando Deathlike Silence Productions, publicó Vikingligr Veldi justo después del asesinato de su capo Euronymous.

Es metal extremo lo que tenemos en RIITIIR, término que significa Los ritos del hombre, pero también ese black metal está fusionado, de una manera que a mí me gusta más bien poco, con pasajes de excesivo barroquismo prog rock. Esto es con lo que nos encontramos en ‘Thoughts Like Hammer’, que mezcla la voz gutural de Grutle Kjellson con la limpia y melódica del casi recién llegado Herbrand Larsen, que también se encarga de los teclados. Y el resultado de esa mezcla de nueve minutos y medio parece en algunos momentos una canción de Devin Townsend Project.

RIITIIR no es una obra maestra, no creo que ellos se hayan propuesto que estos 67 minutos lo sean. Tampoco es un disco aburrido pero le falta esa chispa que cabría esperar de una formación tan experimentada. Me parece que han experimentado en demasía y estas canciones pueden ser la antesala de algo mejor todavía por venir.

Porque la tónica general de RIITIIR es esa combinación de estilos que repiten en ‘Death in The Eyes of Dawn, un tema con buenos riffs, un solo a mitad de la canción muy decente, y la impresión de que este metal extremo que debería imponer se queda simplemente en un ‘qué miedito’.

Incluso en ‘Veilburner’ parecen practicar un black metal tan acabado como el de Cradle of Filth y, quién lo diría, las partes más melódicas y progresivas son las que convencen. Esa mismo es lo que parece la agresiva de ‘Roots of The Mountain’, con una parte black metal apabullante cortada y coartada por un pasaje prog melódico que juraría haber escuchado anteriormente.

5.5/10

Y no hay mucho más que añadir a los toques folk del tema que da título al álbum hasta que damos con ‘Storm of Memories’ y siento al escuchar su primera parte se han papado de cabo a rabo el material de Isis y Cynic, detalles que ya encontramos en Vertebrae. El cierre del álbum, ‘Forsaken’, un corte de más de 11 minutos es el resumen de lo que son capaces Enslaved en el futuro. No en vano confiesan entre sus gustos los nombres de King Crimson y Pink Floyd.

 

 

Anuncios