Antes de llegar a su formación definitiva, Metallica tuvo en su filas al guitarrista Dave Mustaine, a posteriori el líder de Megadeth, y tuvieron que prescindir de él tras múltiples encontronazos. Tras una larga búsqueda, la banda californiana encontró al reemplazo perfecto en Kirk Hammett, un joven guitarrista de otra banda de thrash metal de la zona llamada Exodus. El resto es historia.

Aunque para historia, la vez que Hammett se enteró que había conseguido el trabajo como guitarrista de Metallica. El músico recordó el día, admitiendo que le costaba creerlo:

Era 1 de abril, Día de los Inocentes, y yo estaba sentado en el retrete. Recibí la llamada de [el ingeniero de sonido de Metallica] Mark Whittaker, y después colgué y pensé ‘No puedo creer que haya recibido esa llamada. ¿Será una broma del Día de los Inocentes?’. Un par de días después recibo esta cinta de ellos, pero ya tenía la demo y ya me sabía dos tercios de las canciones que tenía.

Hammett también recordó cómo se lo tomaron sus compañeros de Exodus cuando les comunicó que iba a dar el salto a otra banda (spoiler: nada bien).

Se lo conté a los chichos de Exodus y se cabrearon. Estaban cabreados. Recuerdo que [el cantante de Exodus] Paul Baloff estaba tan enfadado que vació una cerveza sobre mi cabeza. Dijo [con voz de cabreado herido] ‘No me puedo creer que estés haciendo esto Kirk’ y derramó la cerveza sobre mi cabeza. Yo lo asumi, ‘Sí, sí, lo sé…’.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments