Anuncios

Esben and the Witch — A New Nature

Hace tres años sorprendieron con su debut, Violet Cries (2011, Matador) por ese rock oscuro y etéreo, teñido de momentos agonizantes que te dejaban solo en un bosque. Pero pronto se desinflaron con su segundo largo, Wash the Sins Not Only the Face (Matador, 2013) publicado a principios del año pasado. Parecía que el trío de Brighton, Esben and the Witch, se habían estancado en una historia muy común: un debut prometedor y un segundo álbum que no acaba de dar la talla. Pero lejos de decidir hundirse en el pozo de los irrelevantes, este año deciden publicar un tercer LP, A New Nature (2014, Nostromo), repleto de cambios: editado en su propio y recién estrenado sello y producido por Steve Albini, a quien han logrado contratar gracias a una campaña en Pledge Music.

Renovarse o morir. El trío inglés parecía destinado a no dar más de sí tras ese decepcionante segundo largo, por lo que si querían seguir en activo y demostrar que su primer largo no fue un espejismo, o cogían el toro por los cuernos y empleaban una solución drástica o adiós muy buenas. Sabiamente, optaron por lo primero, y aquí está el resultado: una nueva naturaleza, como refleja el título del disco. Para llegar a ella se han salido de Matador, han contratado a Steve Albini y han publicado el que probablemente es su mejor disco de los tres que tienen.

Comentábamos internamente tal y como expresó Cronopio en los adelantos, que el grupo había dado un giro sorprendente, que prometía bastante. Y han cumplido de sobra las expectativas. Es más, seguramente las hayan superado. Han chafado su segundo disco de largo. Si en aquél se quedaban en mitad de ninguna parte, con este árido trabajo han renacido de pleno y han compuesto uno de los álbumes más interesantes de este año.

https://www.youtube.com/watch?v=GC9yZGRyJOI

Un notorio cambio que ha venido también gracias a su rodaje en directo, cuando han estado preparados para vomitar toda la crudeza y raza que el grupo demostró que podía explotar en su primer disco. Al fin lo tenemos aquí. A New Nature es un álbum sonoramente muy poderoso, sin ese toque etéreo de Cocteau Twins que se revolcaba con la oscuridad y lo tétrico en su debut. Esben and the Witch aquí ya no son un grupo interesado en las experimentaciones de la electrónica para potenciar las capas atmosféricas que tenían en sus inicios. Ahora es el tiempo del estruendo, a veces con desarrollos propios del post-rock, a veces con simples riffs de parentesco shoegaze o doom que te dejan seco en piezas como ‘Those Dreadful Hammers’.

Si en su segundo LP se quedaban en mitad de ninguna parte, con este árido trabajo han renacido de pleno y han compuesto uno de los álbumes más interesantes de este año

Además del cambio musical, es destacable también el papel de Rachel Davies, que se erige como un auténtico portento vocal, cambiando el registro para utilizar tonos suaves y otros más desgarradores cuando la música lo pide. En conjunto, una evolución musical que ahora sí tiene sentido. Es un álbum más largo de lo que nos tienen acostumbrados, pero en absoluto de difícil digestión. En esta nueva etapa siguen transmitiendo esa sensación de angustia y desolación, pero de una forma mucho más incisiva y con más aristas sonoras, a pesar de que hayan bajado mucho el pistón electrónico; en absoluto se trata de un disco cortado por el mismo patrón. Mientras que tenemos el abrumador y mayúsculo desarrollo post-rockero de ‘The Jungle’, nos podemos encontrar con cortes livianos como ‘Wooden Star’ en los que disfrutar de la voz de Rachel y de guitarras a bajas revoluciones que exigen un tempo calmado.

8/10

Esben and the Witch salen del aquelarre del debut, como demostraron en el Split LP junto a Thought Forms (muy recomendable), para dar paso a la versión más furiosa y visceral de la formación. Con perlas como las exigencias de ‘Dig Your Fingers In’ con la voz sensible y descarnada de Rachel, o la aceleración corrosiva de ‘Blood Teachings’, superan cualquier fantasma pasado y se reivindican a sí mismos como un grupo que puede ofrecer mucho. De hecho, ya lo está haciendo. A New Nature es un trabajo en el que sacan a pasear -y de qué forma- esa madurez y rabia de la que hablaban en declaraciones sobre el álbum. Tuvieron un tropezón importante con su segundo álbum, ¿pero a quién le importa ahora? No sólo hemos de destacar el disco, sino la capacidad del grupo de rehacerse en poco tiempo para sacar a flote el proyecto.

Anuncios