Especial Alice in Chains: Alice in Chains

Dicen que tras la tormenta siempre llega la calma. Es cierto, pero también lo es que, tarde o temprano, vuelve a llegar otra tormenta. Si Alice in Chains pasaron de la suciedad de Dirt al descanso acústico que supusieron Sap y Jar of Flies no quedaba otra que volver haciendo ruido. Así fue como la banda decidió lanzar un álbum duro, con su propio nombre por título. El último disco de estudio hasta la fecha, tras el cual falleció Layne Staley.

Alice in Chains rompe con los esquemas más grunge que marcaron el exitoso Dirt, evoluciona y su sonido se torna más granítico. Staley, además, logra un mayor control sobre las letras y, a excepción de tres temas, las firma todas.

No hay más que ver cómo empieza el disco para darse cuenta de que la banda había vuelto con ganas de asustar al personal. ‘Grind’, además, fue el primer single.

https://www.youtube.com/embed/83gddxVpitc

En cualquier caso queda claro que el constante uso de dos voces en prácticamente todos los pasajes de todos los temas, una de las principales características del sonido de la banda, sigue ahí. ‘Brush Away’, el segundo corte del álbum, se encarga de reafirmar esto desde el primer momento.

Este hecho es el principal causante de que los temas de la banda suenen oscuros y rudos a la par que melódicos. Ese toque pop, comercial o como queramos llamarle que siempre ha tenido Alice in Chains sigue presente en este álbum por mucha luz que hubieran querido quitarle a nivel musical.

https://www.youtube.com/embed/70_szWBOaic

‘Sludge Factory’ vuelve a ser todo un puñetazo en forma de guitarras gordas y vacíos inmensos que Staley y Cantrell se encargan de rellenar con sus cuerdas vocales, pero cuenta con un sorprendente estribillo repleto de melodías de guitarra y voz.

Tras ‘Sludge Factory’ viene uno de los temas más curiosos del álbum, ‘Heaven Beside You’. Curioso porque Cantrell le arrebata el protagonismo (y el micro) a Staley y porque se aleja casi totalmente del camino marcado por el resto de temas, con un predominio claro de guitarras limpias y poco ruido.

https://www.youtube.com/embed/zHoCXxGQARA

El disco sigue con otro montón de cortes que, pese a su extrema rareza en algunos casos, no dejan de convertirse en verdaderos temazos repletos de magia como el grandísimo ‘God Am’, uno de los mejores temas del álbum sin ningún tipo de duda.

Un disco largo, el más largo de su carrera, que también contiene el tema más largo de todos los que han compuesto (‘Frogs’, con una duración de 8:18) y quizás, pese a contar con un buen número de joyas y de haber gozado de una buena recepción en su momento, el más raro y menos accesible de todos.

Alice In Chains: Discografía