Todo cambio tiene su riesgo, y Death Cab For Cutie, tras publicar Transatlanticism (2003, Barsuk Records), dieron el suyo para bien y para mal. En el lado positivo: la banda tenía más potencia con un sello tan grande como es Atlantic, mayor presupuesto, mayor medios a su alcance para grabar otro disco. En el lado negativo: Atlantic no deja de ser una multinacional que compra los derechos de un grupo independiente que había superado notablemente su público desde sus inicios.

La multinacional traía consigo la típica idea de que todo se apagaría tras firmar con ellos, adiós al talento de Ben Gibbard y sus canciones, pero Plans (2005, Atlantic) demostró que el miedo no podía con ellos; aunque ya empezaban a dar muestras de alguna que otra cadencia en el sonido y en la innovación. Pesaba Transatlanticism, era un disco que tenía todos los vises de ser su obra perfecta y ahora, sigue pesando ese álbum.

Narrow Stairs es la obra en que Ben Gibbard no parece tal, es un buen disco, nada desdeñable, pero no es un disco a la altura de recordar o que pase a formar parte de los clásicos del 2008. Death Cab For Cutie se muestran bien, con un sonido de nuevo impecable (la labor de Chris Walla es imprescindible en el resultado final), con un compendio que hace de su pop una buena carta de cómo hacer la música, pero le falta lo más importante: no transmite el mismo sentimiento que transmitían antes.

https://www.youtube.com/embed/pq-yP7mb8UE

Quizás sea que tras seis discos, los tiros van por otro lado, quizás sea que Gibbard no esté tan activo como en sus anteriores años, o que ellos entienden que un disco como Narrow Stairs está bien; y a decir verdad, no falla nada, pero es un sonido al que acabas por cansarte, viéndolo demasiado lineal y medido, no hay casi sorpresas, es el pop de siempre aderezado con una gran producción.

El inicio parece apuntar otra cosa. ‘I Will Possess Your Heart’ es un fogonazo perfecto, comienzo con un bajo detenido, punteando y mantenido el ritmo para crear el clima perfecto de entrada de la batería y los siguientes instrumentos. De nuevo el rock con el que iniciaron está muy bien plasmado cuando combinan con los teclados y llegan a las partes donde rompe el tema. Es un hit perfecto, directo y sin tregua cuando llega arriba.

https://www.youtube.com/embed/uRJtwoXM17U

La pena, es que ahí se acaba la chispa. Después empieza a llegar el preciosismo en las baladas, un tempo detenido y tranquilo, la voz de Gibbard tan suave como puede establecerse. Y esto no tiene tanto interés. Son buenas canciones (‘No Sunlight’, por ejemplo), pero todas se quedan en la tierra de nadie pidiendo a gritos un cambio en su ritmo y melodías diferentes.

‘The Ice is Getting Thinner’ es el otro tema donde parece que quieren cerrar un ciclo: empezar por rock y acabar por el mismo sonido. En medio se quedarían ‘Talking Bird’ oscura, y ‘You Can Do Better Than Me’, baladas para cumplir.

https://www.youtube.com/embed/LK5aX_bms0s

Aunque me duela reconocerlo, parecen apuntar más a la carrera de gente como Coldplay (mejores, bajo mi punto de vista) que a recuperar su fuerza inicial. Narrow Stairs pide más, lo escuchas y te quedas igual que antes, y antes Death Cab For Cutie sabían hacer todo perfectamente para que sintieses otra cosa diferente.

Death Cab for Cutie: discografía

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments