Vuelvo a vosotros, no en los albores de la tempestad, aunque casi casi, porque mis vivencias en estos últimos dos meses en los que he tenido que dejar de lado mis obligaciones con Noctamina bien se podrían merecer un blog propio. Pero como se suele decir “Lo que no te mata te hace más fuerte” y ahora estoy con espíritu renovado, sin contar que además teníamos “a pachas” un Especial Home Studio sin acabar.

Hoy hablaré de la esencia misma de la música electrónica, del elemento que hace que todo esto sea posible, de los instrumentos, aunque en este caso en formato virtual, lo cual, aunque muchos se empeñen en convencernos de lo contrario no les quita cualidades de ningún tipo, es más, muchos instrumentos virtuales dejan en pañales a otros hardware, aunque será mejor no entrar en comparaciones.

Se pueden dividir los instrumentos electrónicos en tres bloques principales, sintetizadores, samplers y cajas de ritmo, a partir de ahí todo suelen ser evoluciones o combinaciones de estos tres bloques. No pretendo adentrarme demasiado en características técnicas porque entiendo que el objetivo de esta entrada es otro y si de verdad estás interesado en esa información hay un montón de páginas en la red donde podrás saciar tus inquietudes.

Sintetizadores

Un sintetizador es un instrumento musical con el que se pueden crear o diseñar sonidos basándose en ciertos conceptos físicos y utilizando diversas herramientas y tecnologías que integran. Existen varios tipos de sintetizadores en función de esas herramientas y tecnologías como pueden ser los substractivos, aditivos, por tabla de ondas, FM, etc. Aunque hoy en día los más modernos y complejos mezclan diversos tipos de síntesis en un solo plug in o aparato para lograr sonidos más ricos, densos y originales.

En un principio, los sintetizadores eran analógicos, auténticas bestias que incluso había que afinar a menudo ya que cualquier detalle podía afectarles, algunos incluso variaban su sonido dependiendo del clima, aunque eso es algo que han ido mejorando los fabricantes. Años más tarde aparecieron los sintetizadores digitales, donde todo se basa en cálculos informáticos y desaparece el factor analógico para bien y para mal, lo cual no quiere decir que ya no se fabriquen sintetizadores analógicos, ni mucho menos, aun se fabrican y algunos son realmente buenos.

Hace unos pocos años, se le dio otra vuelta a la tuerca y nacieron los sintetizadores virtuales, que vienen a ser representaciones informáticas de un sintetizador, algunas mejores, otras peores, algunas originales, otras más que mascadas, algunas tratan de emular leyendas de la síntesis con mayor o menor fortuna y otras sencillamente buscan un hueco en el mercado, el cual está más que saturado, la verdad.

Tratar de analizar tan solo el 10% de los plug ins de este tipo del mercado sería como poco una odisea, así que me limitaré a hablar de algunos de los fabricantes y productos más interesantes.

Native Instruments

Empresa alemana con sede en Berlín, fue una de las primeras en subirse al carro de los VST y no tengo ninguna duda de que gracias a ello han tenido desde siempre una posición ventajosa, ya se sabe, si eliges sitio lo ves mejor. Evidentemente no todo el mérito de esta empresa reside en “el sentido arácnido” de su CEO e integrantes, sus productos son de una calidad increíble y desde el principio han marcado pautas importantes que muchos otros fabricantes han seguido.

* Reaktor: Un monstruoso sistema modular de síntesis, samplig, secuenciación, ritmos y efectos que podría hacer que te pasases 4 ó 5 vidas tratando de aprovechar tan solo el 25% de sus posibilidades y seguro que no lo lograrías. Es un software extremadamente complejo y no demasiado recomendable para principiantes. Es, sin duda, el buque insignia de la compañía, pero en este momento necesita una actualización bastante urgente, la cual demandan casi todos sus usuarios.

* Massive: Un sintetizador por tabla de ondas con un sonido grueso y áspero capaz de revolucionar cualquier pista de baile.

* ABSynth: Un sintetizador diferente, ideal para el ambient y para generar sonidos de otros mundos, es bastante complejo y difícil de dominar, pero no llega a los niveles de Reaktor.

* FM8: Un sintetizador FM con un sonido envidiable, brillante y lleno de armónicos aunque tampoco especialmente sencillo de dominar, aunque en este caso he de decir que tiene más que ver con los principios de la síntesis FM que con el proprio FM8.

Arturia

Arturia es una pequeña empresa afincada en Francia y dedicada al desarrollo de software musical. Saltaron a la palestra con Storm, un estudio virtual con el mismo concepto que Reason, pero la verdad es que no consiguió cuajar de la misma forma y aunque Storm sigue disponible, el fuerte de estos galos es la emulación de sintetizadores analógicos.

* V-Collection: Un increíble bundle de 6 instrumentos que emulan 7 de los sintetizadores más importantes e influyentes de la historia de la música electrónica. Minimoog, Moog Modular, Prophet, Prophet VS, Yamaha CS-80, ARP2600 y Roland Jupiter 8. Su sonido es sencillamente genial y a grandes rasgos consiguen imitar a sus predecesores, son una gran alternativa para todos aquellos que no dispongan de medios, dinero o espacio para poder disfrutar de esas leyendas de la producción electrónica.

* Analog Factory: Un rompler de sintetizadores con varios miles de sonidos sacados de los motores de síntesis de V-Collection y presentados en una interfaz de acceso rápido y sencillo. Es perfecto para todos aquellos que busquen muchos sonidos de calidad y que no quieran complicarse la vida. También existen versiones con teclado y un puñado de controles para aquellos que busquen algo más de integración.

Spectrasonics

En los últimos años han captado una buena parte del mercado con instrumentos de primer nivel, con una calidad de sonido impresionante y con descomunales librerías que harán temblar a tu disco duro. Es importante remarcar que estos instrumentos aunan tecnologías de síntesis, sampling y resíntesis, así que no son estrictamente sintetizadores, pero bueno, me parece que este es mejor lugar para ubicarlos.

* Omnisphere: Sucesor de Atmosphere, un rompler que tiene de todo, si aquí no encuentras lo que necesitas o algo que se le parezca, lo más seguro es que no exista. Pads, cuerdas, efectos, secuencias y un montón más de instrumentos , sonidos y herramientas como arpegiadores y racks de efectos , todo ello unido en una interfaz muy simple e intuitiva. Más de 40 Gb de sonidos, que con las actualizaciones y ampliaciones son más aun.

* Trillian: Aquí el concepto es el mismo, pero cambia el objetivo. En este caso, hablamos de un rompler de sonidos de bajo. Los hay sintéticos, acústicos, eléctricos y todos suenan muy muy bien. Las opciones de manipulación del sonido también son muchas, síntesis, sampling, moduación avanzada, efectos de todo tipo etc. Además podrás controlar detalles muy específicos a la hora de emular interpretaciones.

Otros

* LinPlug Albino 3: Un sintetizador muy conocido y bien establecido en el mercado electrónico con un sonido intenso y rico. Date un paseo por la página de LinPlug porque tienen algunas cosillas muy interesantes además del ya mencionado Albino.

* reFX Vanguard: Todo un sueño para aquellos que busquen punzantes secuencias electrónicas. Está muy extendido entre los productores de Trance, por ejemplo, pero se puede utilizar en diferentes estilos. Su sonido es sencillamente espectacular. reFX también comercializa Nexus, un sintetizador basado en samples con unas características sonoras bestiales también, electrónica en estado puro.

* Korg Legacy: Aquí hablamos de dos colecciones de sintes diferentes la “Analog Edition” y la “Digital Edition”, en ambos casos emulaciones de instrumentos hardware del mismo fabricante (Korg). La primera de ellas incluye a tres grandes de la síntesis analógica, el MS-20, el Polysix y el Mono-Poly, mientras que la segunda colección se centra en el Korg M1 y el Wavestation, dos teclados digitales también muy conocidos y utilizados en un sin fin de producciones musicales. Además, ambas librerías incluyen otras herramientas para combinar los diferentes sintes y crear sonidos más complejos y avanzados.

Samplers

Un sampler es un instrumento que aprovechando en muchos casos las mismas herramientas y conceptos de un sintetizador, parte desde una perspectiva muy diferente. Lo que hace un sampler es llevar un sonido grabado de un entorno analógico o real al terreno digital, y permitirnos así editarlo y manipularlo. El sampling abre un montón de posibilidades, tanto en la música como en el diseño sonoro, ya que hace posible el integrar cualquier sonido imaginable en una canción o proyecto de audio.

El sampling avanzado también permite disponer de instrumentos acústicos reales en cualquier sitio, evidentemente no es exactamente lo mismo, pero a menos de que puedas pagarte una orquesta siempre que la necesites o que aprendas a tocar cientos de instrumentos, el sampling será tu mejor opción para esos casos, además, cada día es más difícil diferenciar una buena librería bien utilizada de los instrumentos en los que se basa.

* Native Instruments Kontakt: Es el rey de los samplers, sin duda. Una plataforma sonora con miles de opciones que te permitirá hacer cualquier cosa que te imagines si sabes como hacerlo. Por otro lado, ese abanico de opciones hace que tengas que dedicarle algo de tiempo si quieres llegar a dominarlo, aunque con la cantidad de librerías que hay disponibles en este formato mucha gente nunca samplea nada propio y prefieren que se lo den hecho. Incluye una enorme librería de 43 Gb con todo tipo de instrumentos grabados en las mejores condiciones imaginables y que cubren prácticamente cualquier necesidad de cualquier músico, desde sintes a instrumentos acústicos, orquestales y étnicos de lo más exóticos a efectos de sonido y juguetes, si si, juguetes, en serio, si puedes tienes que probarlo.

* MOTU Mach Five: Otro peso pesado del sampling muy extendido entre compositores y diseñadores sonoros. Posiblemente sea más directo que Kontakt y no llega a ser tan complejo, eso si, prescinde de algunas de sus funciones. También incluye una librería bastante amplia y completa, aunque estoy seguro de que como MOTU también comercializa productos como Ehtno Instrument y Symphonic Instrument tampoco quería tirar piedras sobre su tejado y se queda algo más corto en cuanto a cantidad y variedad de instrumentos.

* Steinberg Halion: Ya he hablado de Steinberg en otras ocasiones, son, entre otras cosas, los desarrolladores de Cubase y si su secuenciador es una de las mejores herramientas en su campo, Halion tampoco se queda cojo en cuanto a opciones, eso si, la librería incluida es sustancialmente menos apetecible y sería razonable que gastases tu dinero en cualquiera de las opciones que ya he comentado, en mi opinión, aunque Halion es muy potente, es el que menos me gusta de los samplers comerciales y su relación calidad precio me parece la peor de los “grandes”, aunque eso si, si trabajas con Cubase, su integración es completa e inmediata.

* Native Instruments Battery: Si Kontakt es el rey de los samplers, Battery es un príncipe, aunque en este caso orientado a los sonidos de batería. Un sampler de baterías es básicamente igual que cualquier sampler pero con unas funciones y herramientas mucho más enfocadas a trabajar instrumentos de percusión y suelen ofrecer opciones muy útiles a la hora de interpretar tus partes rítmicas. Battery se ha ganado a pulso un lugar en la mayor parte de estudios de los productores de más renombre ya que permite trabajar de forma rápida y eficiente, y su inmensa librería de 14 Gb (os aseguro que en 14 Gb entran muchos sonidos de percusión y efectos de sonido) cubre prácticamente cualquier estilo y necesidad.

Cajas de ritmos

Evidentemente ningún productor electrónico es nadie sin una buena caja de ritmos, algunos las aman con total devoción y no es para menos, porque aunque a priori algunas puedan parecer más simples o incluso aburridas, son el alma misma de la música electrónica.

Al igual que ocurre con los sintetizadores, existen diversos tipos de cajas de ritmos, algunas sintetizan los sonidos, otros samplean los sonidos y otras modelan los sonidos, lo que se conoce como síntesis de modelado que viene a ser lo mismo que sintetizar, pero no es igual.

Además, toda caja de ritmos que se precie, incluye un secuenciador sobre el que programar los ritmos de forma autónoma a otras herramientas y cuya complejidad varía bastante también. En algunos casos, esos secuenciadores son capaces de controlar hasta 32 pistas y un total de 100.000 eventos, otros en cambio, tan solo controlaran 32 eventos de unas pocas pistas.

Jean Michel Jarre siempre dice que la tecnología dicta el estilo, y es una afirmación con la que estoy completamente de acuerdo, fueron en gran medida esos secuenciadores precarios y sus limitaciones los que definieron las pautas de la música electrónica, es más, a día de hoy incluso contando con herramientas avanzadas en las que se podrían simular interpretaciones naturales y completamente realistas, muchos productores eligen mantener ese feeling analógico y mecánico, es normal, son nuestras raices.

* Native Instruments Maschine: No, Native Instruments no me paga, en serio, pero estoy completamente enamorado de sus instrumentos y además creo firmemente que se merecen cada una de las menciones que les hago, por ejemplo con Maschine. Es una caja de ritmos virtual que incluye un controlador dedicado y que consigue aunar lo mejor del entorno virtual y del hardware, ya que dispondrás de todas las opciones que te permite un ordenador — que son muchas — pero con la respuesta inmediata que solo te da el hardware. Su sonido es espectacular y su librería es grandiosa, se podría trabajar tan solo con Maschine.

* MOTU BPM: Otro de los grandes del software — The Mark Of The Unicorn — presentó el pasado año este producto. También es muy completo e incluye una generosa librería y aunque tiene un buen número de usuarios, se presentó casi a la vez que Maschine y la verdad es que ha quedado un poco a su sombra, pero échale un vistazo si puedes porque es una gran herramienta para producir beats.

* Image Line Drumaxx: Ya he hablado también de Image Line, aunque poco, son los desarrolladores de FL Studio y con Drumaxx presentaron una genial caja de ritmos de modelado con un sonido muy bueno. Su precio no es demasiado alto, pero cuando se presentó el año pasado valía 9 €, lo que ha hecho que mucha gente lo añadiera a su arsenal de producción.

* AudioRealism Drum Machine: Una caja de ritmos con sabor añejo y un aspecto radiante. Lo mejor de las cajas de ritmo de Roland de principios de los 80 metidos en un solo plug in con un sonido espectacular. Si te gustan los ritmos retro deberías echarle un vistazo, porque seguro que te enamoras.

Existen más, muchísimos más instrumentos de los que he comentado aquí, pero sería imposible hablar de todos — entre otras cosas porque no los conozco todos — y con los que aquí te presento podrás hacerte una idea de lo que buscas y ya tendrás por donde empezar a hacerlo.

Bájate todas las demos que te interesen y dedícales algo de tiempo, verás como poco a poco irás descubriendo cuales son las herramientas que necesitas y las que te serán realmente útiles.

En las próximas entradas veremos algunos efectos y varias herramientas gratuitas que circulan por la red, algunas son realmente buenas a pesar de ser free.

En Noctamina | Especial Home Studio
Wikipedia | Sintetizador
Wikipedia | Sampler

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments