En un post de hace meses en el que hablaba de diez discos que odian los integristas del flamenco incluía a Omega, un trabajo denostado por muchos y alabados por muchísimos más. Se decía entonces que qué hacía el cantaor con un grupo de metal, de trash metal, recreando la obra de García Lorca y Leonard Cohen. Pues, hay que decirlo en voz alta que Omega es una de las cumbres musicales del nuevo flamenco.

En verdad este trabajo es más de Enrique Morente que de Lagartija Nick, puesto que el grupo sólamente aparece en seis de sus trece cortes, pero son en esas canciones en las que la fusión flamenca alcanza su mayor perfección, unas cotas de calidad, emoción, pellizco y fuerza hasta ese momento y, todo hay que decirlo, hasta hoy no superada.

http://www.youtube.com/v/7FII9fYwcxs&hl=en

No me parece que haya envejecido mal Omega y tras hacerse Morente con el máster de la edición de El Europeo, que fue una coproducción con su propia compañía, Discos Probeticos, y ponerlo a la venta en edición digital remasterizada en una página web especial, parece que está viviendo una segunda vida.

Si le añadimos las actuaciones de los granadinos en el Primavera Sound y la próxima en el FIB, donde coincidirán con Leonard Cohen, parece que el 2008 es un nuevo año Omega. El disco se abre con el envolvente tema que le da título, diez minutos y medio de flamenco eléctrico con los Lagartija y los músicos del cantaor a pleno rendimiento. Morente canta el Poema para los muertos y una serie de letras populares como si estuviera ante un martinete.

Después se pasa al remanso de Pequeño vals vienés, el Take this waltz, de Leonard Cohen con letra del poeta granadino, y Solo del pastor bobo, con El Paquete y El Negri, de La Barbería del Sur, de estrellas invitadas. Pero, aparte del desfile de genios como Vicente Amigo en La aurora de Nueva York, Tomatito en Sacerdotes o Isidro Muñoz en Adán, Vals en las ramas y Norma y paraíso de los negros, lo mejor de Omega es como ya dije los cortes en los que están Lagartija Nick.

Niña ahogada en el pozo, Aleluya, Ciudad sin sueño y sobre todo Vuelta de paseo, que en directo, con dos bajistas como cuando yo les ví, es una auténtica pasada cuando Morente canta ¡Asesinado por el cielo!, hacen del disco una rareza dentro de la música popular española. Y además nos redescubrieron a unos Lagartija Nick, una banda infravalorada que en ese momento, 1996, estaban pasando por su peor época, tal y como Antonio Arias reconoció en una entrevista publicada este mes en Rolling Stone.

Sitio oficial | Lagartija Nick
Más en Hipersónica | Omega
Vídeo | YouTube
Especial Lagartija Nick | Hipnosis, Inercia, Su

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments