Especial Sergio Algora: El Niño Gusano — El Escarabajo Más Grande de Europa

Tercera referencia en la carrera de El Niño Gusano. La banda aragonesa volvía al mercado con la confianza que le habían dado sus dos anteriores trabajos, recibidos con ovaciones por parte de la crítica y el público. Empezaban a crear un estilo, un sonido diferente al que toda la escena española en ese momento estaba acostumbrada.

Sergio Algora nunca ocultó sus referencias. Él se inspiraba en la psicodelia y en la new wave cada vez que componía, y esto se ve en cada tema que se escucha en su obra. Algora no veía el pop como un simple género de fórmula y de letra fácil. Su pop era de otra liga.

El Escarabajo Más Grande de Europa (RCA, 98) tiene todos los elementos que Sergio Algora desarrollaría después. Este disco es su puzle perfecto, por su sonido, por su producción y por las letras, nada en él falla. Yo lo veo como su cima musical, luego vendrían buenos álbumes pero no conseguirían superar a éste.

Tiene su gran riesgo: mezclar esas influencias y hacerlo bien, no es tarea sencilla. Algora y sus compañeros consiguen aquí melodías que sí beben de la psicodelia, sensación intensificada por las letras. Asemejando cuando se escucha, un mundo propio, sólo a la altura de grandes compositores.

El Escarabajo… fue el disco de transición entre Grabaciones en el Mar y RCA, en la época donde todas las multinacionales españolas tenían a su grupo indie en su catálogo y que la mayoría no supo manejar. David López, ahora mismo en Limbo Starr, estaba detrás y los consiguió para RCA. Quien les dio el presupuesto suficiente para grabar este trabajo.

Si un álbum abre con un tema como ‘Ángel Guardia’, la calidad ya queda demostrada. Mezclando la mínima parte electrónica que se ve en sus canciones de fondo, con guitarras en un segundo plano distorsionadas, y encima, Algora con versos que pasaron a formar parte de un himno rápidamente. Decían (y dicen) así.

Y la mujer policía
me acompañará a mi domicilio ideal.
Y mi ángel guardia será el truco definitivo
para pasar un año sin parar de reír.
¡Qué bien sabe no existir!

Del sombrero de copa salí,
a ese lugar yo quiero ir a vivir,
¿no ves que allí no necesito mapas?

Tráteme de usted,
soy mucho mejor que vos.

Pero ahí no se quedaban los hits del álbum, sino que el dardo vitalista venía con ‘Ahora feliz, feliz’. Letra alegre, acompañada de dobles voces y con un magnífico break que contagia cuando llega; es más, se espera el momento de que entre.

https://www.youtube.com/embed/nrX11Bb5q6g

Estas dos son las que más destacan de todo el conjunto, pero entre medias quedan ‘Mira el péndulo’, con un ambiente fantástico; ‘El jefe de las tortugas’, de ironía pura, casi en acústico y transmitiendo la misma sensación con ‘Un rayo cae’. Y dos que merecen apartado aparte: ‘Tolkas’, otro de los himnos de la banda, y la delicada ‘El fabricante de alas de mariposa’, perfecto tempo controlado.

Catorce canciones (el inicio y el final no cuentan) que nada más publicarse, ya tenían su sitio entre lo mejor del indie nacional. Al lado de prestigiosos nombres internacionales como Teenage Fanclub con su pop propio. El Niño Gusano no fueron el animal más grande de Europa, pero sí que fueron uno de los más especiales. Seguiremos tratando de Usted a la obra que Algora dejó en la recámara, como querría el compositor zaragozano.

El Niño Gusano: Discografía

Anuncios