Como lo prometido es deuda, vamos a empezar hoy con un especial dedicado a The Chemical Brothers, en el que iremos desgranando, uno a uno, cada uno de sus trabajos y terminaremos analizando lo nuevo que tienen que ofrecer en su anunciado Further.

Y para comenzar, ¿qué mejor que dar un repaso a la historia del dúo? Una historia que se remonta a 1992, cuando Tim Rowlands y Ed Simons, quienes ya fueron compañeros en la escuela, empezaron a pinchar en la “trastienda” de un club llamado Naked Under Leather y bajo el alias de The 237 Turbo Nutters, usando como bases musicales hip-hop, techno y house. Aunque formaciones como New Order, Kraftwerk o The Smiths son las que realmente influyeron en un principio a ambos, el rap o el hip-hop han estado siempre ahí, llegando Rowlands a afirmar sobre Yo! Boom Rush The Show, el primer álbum de Public Enemy, que fue el disco que cambió su vida.

Más tarde se comenzarían a llamar a sí mismos Dust Brothers, por el dúo norteamericano que produjo a Beastie Boys, y del que eran seguidores. Comenzarían a producir sus propios temas cuando acabaron con todos los posibles samples que tenían a su disposición, de lo cual salió su primer tema, ‘Song To The Siren’, que sampleaba a ‘This Mortal Coil’, una banda de pop inglesa. Comenzaron así a desarrollar su sonido big beat, con un tema que nadie quería pinchar debido a que era demasiado lento, son sólo 111 bpm. Aunque gracias a Andrew Weatherall, que lo hizo un tema habitual en sus sesiones y los fichó para su sello Junior Boy’s Own, publicandoles el tema, la cosa empezó a despegar.

https://www.youtube.com/embed/eZfRlraBNQc

Después vendría una fase dedicada sobre todo a remezclar a gente como Leftfield o Republica, y la publicación de un primer EP, Fourteenth Century Sky, en 1994, en el que se incluiría su ya clásico Chemical Beats, tema que más tarde consiguió colarse en la banda sonora para el video juego de velocidad futurista Wipeout, junto a otros como los Prodigy.

Con la residencia en Heavenly Sunday Social Club vendría otra etapa en la que entablarían amistades con artistas del brit pop sobre todo, como Noel Gallagher o Paul Weller y de la que saldrían remezclas históricas como la del ‘Everything Must Go’ de Manic Street Preachers (que se colaría como tema de cabecera para el primer Gran Turismo para PlayStation), o el Voodoo People de los Prodigy, y les daría posteriormente para colaboraciones como las de Gallagher como vocalista en algunos de sus temas aún por llegar. Además, incluso se les llegó a proponer remezclar el ‘Wonderwall’ de Oasis, aunque finalmente el proyecto cayó en saco roto.

https://www.youtube.com/embed/URVsENKv7DU

Y llegaría el momento de empezar con giras y festivales: en 1995, los hermanos químicos se van a Estados Unidos, para una serie de actuaciones junto a Orbital y Underworld, para seguir con festivales por Europa, y también llegaría el momento de cambiarse el nombre debido a las amenazas legales que se cernían sobre ellos, por lo que eligieron cambiar el “Dust” por el “Chemical” que todos conocemos, tomado precisamente del tema ‘Chemical Beats’.

https://www.youtube.com/embed/bWatYLIHyW0

A partir del 95 comienza la historia que iremos detallando en las próximas entregas, con la publicación de Exit Planet Dust, ya sabeís, por lo del cambio de nombre, como primer largo del dúo, adelantado por el single ‘Leave Home’. Aunque esta es una historia que es ya bastante más familiar para todos los amantes de la buena música electrónica, y que se resume más fácilmente con su discografía:

A esta discografía habría por supuesto que sumar, los clásicos recopilatorios y dj sets que toda formación de este tipo acumula tras una carrera tan extensa, pero eso también lo iremos mencionando más adelante.

https://www.youtube.com/embed/CHBn0LkiVm0

Por último, quizás debamos decir que, sin ningún tipo de dudas, The Chemical Brothers son, junto con The Prodigy, la formación electrónica más importante de finales de los 90 y principios de la siguiente década. Ambas formaciones supieron sobre todo hacer llegar la música electrónica al público en general, y sobre todo sacarla de los clubs para introducirla en la tele, la radio, los anuncios… prácticamente en cualquier sitio.

Creadores sobre todo de un sonido que ellos mismos calificarían como big beat, y que otros como Fatboy Slim o los mismos Prodigy tomarían como propio, salvando lo dispar del sonido de unos y otros. Cabe también destacar que quizás sean los representantes de dicho sonido que mejor han sabido mantenerse a lo largo del tiempo, innovando pero manteniéndose siempre fieles a su identidad, pero eso ya lo iremos viendo en las próximas entregas.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments