Especial The Chemical Brothers: Dig Your Own Hole

Hora de retomar nuestro especial dedicado a The Chemical Brothers, haciendo un repaso a lo que podemos encontrar en su segundo trabajo, Dig Your Own Hole, un disco que venía a continuar lo que los hermanos habían comenzado con su Exit Planet Dust, y en muchos casos incluso a mejorarlo. Está claro, la experiencia es un grado, y en este “agujeroSimons y Rowlands demuestran haber adquirido ya cierto bagaje tras el rodaje realizado con su anterior trabajo.

Como ya dije en la anterior entrega, el público por lo general se suele encontrar dividido ante los dos primeros trabajos de The Chemical Brothers; hay gente que opina que Exit Planet Dust además de su debut es su obra culmen, mientras que otros opinan que este Dig Your Own Hole lo supera en todo. Pero de lo que no cabe duda es de que, si con su primer largo, los Chemical se hicieron un hueco en el mundo de la electrónica y de la música independiente, con este segundo, se reafirmaban en su puesto, demostrando que habían llegado para quedarse.

También es innegable la repercusión de que gozó este álbum. Llegar a ser votado dos veces como uno de los 50 discos más influyentes de la historia de la música en la revista inglesa Q Magazine, de entre una lista de 100 títulos no es cualquier cosa.

El disco llegaba poco antes del verano del 97, fecha ideal para una buena promoción durante la temporada estival y para exhibirlo por festivales y conciertos por todo el mundo, que es donde realmente brillaba con luz propia. Además este disco supuso la entrada definitiva de la música de The Chemical Brothers en el mercado americano, cosa bastante llamativa también, ya que aquel siempre ha sido un mercado mucho más reacio y hermético a la música de sintetizadores, y mucho más en los circuitos comerciales. Allí además llegaron a trabajar con los Dust Brothers originales en un remix del tema ‘Elektrobank’, el tercer corte y single del álbum.

11 son los temas que se pueden encontrar en Dig Your Own Hole, un disco que se debate entre diversos estilos, como el breakbeat, el techno o incluso el ambient en ciertos momentos, pero siempre sin perder la perspectiva de los hermanos químicos.

El formato que se le dio al disco en principio, es similar al de Exit Planet Dust, una suerte de sesión, que sólo se ve interrumpida en los temas finales, aunque esta vez no encontramos unas partes tan claramente diferenciadas como en aquel trabajo, bajando únicamente el ritmo para los dos temas finales, ‘Where Do I Begin’ y ‘The Private Pshychedelic Reel’. Y en cuanto a colaboraciones, encontramos de nuevo a Beth Orton para ‘Where Do I Begin’ y la ya clásica interpretación de Noel Gallagher en la versión vocal de ‘Setting Sun’.

https://www.youtube.com/embed/iTxOKsyZ0Lw

El disco ya fue anticipado por ‘Block Rockin’ Beats’, que también abre el álbum. Un tema en el que destaca sobre todo el sonido de los beats de batería, al más puro estilo breakbeat, que trataba de no ser muy comercial, pero que, a pesar de ello consiguió ser todo un número uno en media Europa. Sonido desquiciante que incitaba al movimiento irremediablemente. No podían elegir mejor carta de presentación.

Sin apenas tiempo para tomar aire, nos encontramos inmersos en el tema que da título al largo, Dig Your Own Hole, otro breakbeat basado en baterías, que parece construirse añadiendo un sonido sobre otro; samples y loops, e incluso el sonido del silbato, que en manos de los de Manchester tienen un sentido difícil de conseguir por otros artistas.

‘Elektrobank’, que sería elegido como tercer single del álbum, en cambio viene a bajar un poco el ritmo en su comienzo, aunque se trata sólo de un espejismo. Pronto empieza el ascenso que nos lleva de nuevo a una locura extática de ritmo y movimiento. Un loop vocal se repite compulsivamente, como si los hermanos trataran de hacernos perder la cabeza con su música. Y para rematar, ese sonido a cantos de ballena (ballenas atormentadas, pero ballenas, al fin y al cabo) del final, que da al tema un aspecto onírico, casi de pesadilla.

‘Piku’ realmente nos deja respirar, pero conociendo a Rowlands y Simons, sabemos que es sólo una ilusión, que más pronto que tarde estaremos otra vez inmersos en un viaje sonoro de loops imposibles, directo a la locura.

Y es entonces cuando aparece el que sin duda debe ser considerado el tema estrella del álbum, (gustos aparte) ‘Setting Sun’. Reaparece el breakbeat con toda la fuerza de un tema de rock techno psicodélico (si me permitís el término) apoyado sobre todo en el sonido de guitarras fuertemente distorsionadas y la voz de Noel Gallagher. Éxito asegurado, claro. Lo que llevó a poder escuchar este tema incluso en alguna banda sonora como la de El Santo, aunque fuera en su versión instrumental.

https://www.youtube.com/embed/p5NX1FC-7-w

El único ejemplo verdadero de techno que encontramos en Dig Your Own Hole, al menos si atendemos a las bases rítmicas, es ‘It Doesn’t Matter’. Basado en una base de batería sobre la que se superpone un repetitivo loop vocal, dejando fuera en esta ocasión cualquier influencia rock o funk.

De transición calificaría ‘Don’t Stop The Rock’, (no confundir con el de Apollo 440) un tema de los más básicos del disco, en el que se utiliza una menor cantidad de pistas para componer una pieza más relajada que las anteriores. Aunque hacia el final del tema aparecen sonidos industriales que recuerdan a las “sirenas” de Exit Planet Dust y anticipan el siguiente track.

El ritmo frenético de ‘Get Up On It Like This’ nos lleva de nuevo a terrenos más funk y urbanos, como una última subida antes del final. De nuevo el tema se construye pieza a pieza, superponiendo un sonido sobre otro, dejando siempre visible el sample vocal utilizado, y cuando el tema llega a su climax, todo termina, en la que es la primera verdadera parada del disco.

A partir de aquí, nada de “sesiones”. Tres estaciones más para llegar a nuestro destino, como parecen anunciar los sonidos con que da comienzo ‘Lost In The K-Hole’. Como si el paisaje se suavizara, se nos invita a descansar tras el frenesí de los anteriores 8 temas. Como al volver de una noche de fiesta, cuando te encuentras perdido ante la cerradura de tu puerta.

Y es entonces cuando llegan las dos verdaderas joyas del disco en mi opinión. ‘Where Do I Begin’ nos devuelve a una Beth Orton en su mejor momento. Un tema que comienza somnoliento, para irnos despertando, gracias a la subida gradual del ritmo, acompañado esta vez, sin que sirva de precedente por una verdadera melodía que se podría incluso tararear. La voz folk de la Orton le da toda la personalidad al tema, saliéndose de todos los esquemas que establecidos a lo largo de este viaje.

https://www.youtube.com/embed/L0dxByaPWhM

Y para terminar, los hermanos químicos nos proponen nada menos que un tema de 9 minutos. The Private Psychedelic Reel está basado principalmente en el sonido del sitar, (o el “electrositar” si lo preferís) ese instrumento de cuerda típicamente indio que tan de moda estuvo durante aquellos años, y la batería. Una obra de arte basada principalmente en la repetición de la melodía del citado sitar, a la que se añade también algún que otro sonido hindú y que deja buen sabor de boca y ganas de más.

8.5/10

Si de algo peca este trabajo de The Chemical Brothers quizás sea de una excesiva duración, aunque esto es algo subjetivo. Para los que sólo quieren bailar o tienen el oído acostumbrado a los sonidos electrónicos, la mayoría de los temas pueden incluso parecer cortos, aunque hay que tener en cuenta que con este disco se ganaron a una gran audiencia que venía de escuchar otros estilos que nada tenían que ver con beats y samplings.

Por lo demás, no cabe duda de que Dig Your Own Hole marcó un antes y un después, tanto en la trayectoria de los Chemical Brothers, como en la historia de la música electrónica. ¿Cuántos artistas no se habrán visto influenciados por este disco? Además, hay que tener en cuenta que, aunque hoy día conozcamos cada pista del álbum como la palma de nuestra mano, en aquellos días, esto suponía una gran “revelación” que para muchos representaba el futuro de la música. Pero sobre el futuro ya hablaremos en próximas entregas.

Discografía The Chemical Brothers:

Anuncios