Vamos a continuar con nuestro especial dedicado a The Chemical Brothers con el que fue su primer largo y que les deparó ya un gran éxito, aunque aún les quedaría confirmarse como los reyes del big beat, título difícil de conseguir, y que aún hoy enfrentaría a más de uno, ya que se lo disputaban nada menos que con sus compatriotas los Prodigy e incluso con Fatboy Slim.

Exit Planet Dust se publicó en el verano de 1995, con un título que, como ya os comenté anteriormente, hace referencia al cambio de nombre que el dúo tuvo que hacer debido a los posibles problemas legales con los productores americanos homónimos. El ambiente para su publicación era el propicio, al estar en aquellos momentos en pleno apogeo lo que se conoció como Madchester, euforia en Manchester, ciudad de Rowland y Simons, causada por la influencia de las drogas psicodélicas y el éxito del rock tras la época dorada del grunge en aquel momento, que producía una mezcla tan explosiva como para recibir dicho nombre.

Y lo que propicia el éxito del debut de los Chemical Brothers es precisamente como supieron conjugar un sonido de guitarras, bajo y batería, aunque fuera desde la óptica del sampling, mezclado con música de baile, en el momento adecuado y para un público que lo estaba pidiendo a gritos.

El álbum venía compuesto por 11 temas, de los que ya se conocían dos, que fueron lanzados anteriormente como singles bajo el nombre de The Dust Brothers, ‘Song To The Siren’ y ‘Chemical Beats.’ Un álbum conciso, de sólo 50 minutos, algo extraño en música de este tipo, que destaca sobre todo por la impresión de ser un todo que deja cuando los escuchas. Una cohesión pocas veces vista, y menos en otros trabajos del dúo; un disco con sus necesarios altos y bajos pero que deja una sensación de ritmo imparable que no está al alcance de muchos artistas. Muchos lo han considerado como la mejor fusión entre rock y electrónica de la historia.

El disco fue lanzado a través de Freestyle Dust, el subsello propio de los Chemical perteneciente a Junior Boy’s Own, aunque poco más tarde y dado el éxito del álbum, firmarían con Virgin, llevándose su propio sello a aquella compañía.

https://www.youtube.com/embed/HqN0qEEZnS8

Podríamos decir que el álbum está dividido en dos partes. En la primera, es donde se muestra sobre todo la cohesión de la que os hablaba antes, siendo casi un dj set. Esta parte es quizás la más recordada y conocida, y sobre todo la más bailable, ya que a partir del séptimo corte, ‘Chico’s Groove’, el ritmo de los temas, que no del disco, decae un poco para dejarnos ante una música más tranquila y vocal.

El tema que abre el álbum ya demostraba la maestría de Rowland y Simons en el manejo del sampler, y la variedad de influencias que su música podía mostrar, ya que para abrir el disco ya nos encontramos con clásicos electrónicos como Kraftwerk y su Ohm Sweet Ohm, seguido del deep house de Brothers Gonna Work It Out de Blak Baxter. Tema que ya aparecía como toda una declaración de intenciones para el disco completo, gracias a sus guitarras sintéticas y a sus marcados breaks.

Seguido, sin tiempo para descansos, nos encontramos las influencias del hip-hop en el dúo, que ya os mencionaba en el post anterior, y que mantenían desde sus principios. ‘In Dust We Trust’ es un corte marcado, sobre todo, por la percusión, y por lo funky del bajo, que mantiene una línea parecida a la del tema anterior.

Y en tercer lugar nos llega el ya casi clásico por aquel entonces ‘Song To The Siren’, con su eterno loop, sus breaks, la distorsionada voz femenina y esa percusión que hace tan característicos a los temas iniciales del álbum que dan como resultado un tema obsesivo, casi esquizoide.

https://www.youtube.com/embed/t_g4DHxMvu8

Pero cuando en mi opinión llega verdaderamente la sirena es en ‘Three Little Birdies Down Beats’, ya que el continuo y psicodélico loop empleado recuerda mucho más a una sirena industrial que cualquier sonido del tema anterior y evoca locura y obsesión a la vez que invita a moverse como ningún otro tema del álbum. Después nos llegan los fuertes graves de ‘Fuck Up Beats’, un tema corto, cuyo portagonista de nuevo es otro loop, y en el que además destaca la parte vocal y los breaks; confusión experimental que nos deja con ganas de más, pero que invita a tomarse un descanso, por lo que pueda venir después.

Y lo que llega después es su otro ya casi clásico de entonces, el ‘Chemical Beats’ que ya presentaran como Dust Brothers, que nos saca de nuestro ensoñamiento y nos devuelve al territorio explorado en las anteriores piezas del álbum con su sonido ácido y funky aderezado con ritmos tribales.

Y es entonces cuando todo cesa. Llega un verdadero descanso para quien ha estado bailando incansablemente: momento de caer rendido ante la parte más personal, intima y atmosférica del álbum. ‘Chico’s Groove’ aparece, sorprendiendo, tanto por el hecho de que haya esa especie de pausa entre tema y tema, como si la sesión hubiera terminado como por lo casi romántico y soñador del sonido del tema, casi rozando en el trip-hop.

En ‘One Too Many Mornings’ tenemos quizás el lado más dulce de Exit Planet Dust, un tema que apela a las emociones y los sentimientos, gracias sobre todo a la dulce voz femenina incluida en él y que demuestra que los Chemical Brothers no sólo saben de beats y loops, sino que también se manejan en el terreno de la seducción.

https://www.youtube.com/embed/2DrCT2QKOZg

‘Life Is Sweet’ fue elegido como single del álbum, probablemente pensando que tener a Tim Burgess, vocalista de The Charlatans, como voz para el tema podría reportar algo de notoriedad. Aunque lo que realmente dio esa notoriedad a ‘Life Is Sweet’ fue el remix realizado por Daft Punk, que fue un todo un éxito. Este es quizás el título del álbum que más se acerca al pop, con permiso de ‘Alive Alone’, con una estructura casi completa de estrofas y estribillo rodeada de los característicos breaks de los hermanos químicos, que por cierto, con este tema retoman un poco los ritmos de la primera parte del álbum, aunque sólo sea momentáneamente.

Para ir terminando el álbum, los Chemical eligieron dejar prácticamente reducido a una base rítmica su Playground For A Wedgeless Firm, que solo ve interrumpido el sonido de la batería por un riff de guitarra electrónica: otro experimento sonoro que sirve de puente para el verdadero final del disco.

Si antes os decía de ‘Life Is Sweet’ que era casi un tema pop al uso, este si que lo es, aunque con los arreglos que sólo los Chemical podrían darle. Se eligió a Beth Orton como vocalista, sin la que el tema no hubiera sido el mismo, y el resultado fue una “balada electrónica” que sólo ellos podrían haber facturado. Un tema bello e ideal para dejar con buen sabor de boca y ganas de más a cualquiera que oyera el disco.

Para resumir y terminar, creo que estamos ante el mejor trabajo que han realizado nunca The Chemical Brothers. Soy tajante en esto. Sus siguientes obras no han sido malas en absoluto. Probablemente más de uno no esté de acuerdo conmigo y piense que Dig Your Own Hole es su mejor trabajo, pero a mí al menos no me transmite lo que este.

9/10

Un disco por el que, ciertamente, ha pasado el tiempo, quince años nada menos, que se dice pronto, pero que se mantiene joven y se puede escuchar sin pensar que suena antiguo. Muchos de los recursos utilizados en él se siguen utilizando hoy día y en muchos casos poco brillantemente, pero ellos supieron sacar el máximo de muy poco en este Exit Planet Dust.

Con este trabajo Rowland y Simons consiguieron cosas que ni pretendían, como el hecho de haber sabido conjugar la esencia del rock con la electrónica como nadie (o casi nadie) ha conseguido, ni antes ni después, y haber sido los pioneros de un sonido que ellos mismos llamaron big beat y que otros muchos han tratado de emular o perfeccionar sin tener ni una parte del éxito de The Chemical Brothers en ese intento. Si hace tiempo que no oís este disco, dadle una escucha otra vez: probablemente disfrutaréis tanto como lo he hecho revisitándolo yo para realizar este análisis.

Discografía The Chemical Brothers:

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments