Encaramos ya la recta final de nuestra serie de especiales dedicados a The Chemical Brothers y su discografía con el que es su quinto álbum de estudio, Push The Button, publicado en 2005, que será además nuestro penúltimo post dedicado a la discografía oficial de los de Manchester, aunque habrá que añadir uno más dedicado a dj mixes, recopilatorios y otro discos “especiales”.

Como siempre, trataré de ser imparcial, aunque en esta ocasión me costará un poco más, porque este es uno de mis discos favoritos de entre todos los que han salido de las geniales mentes de Rowlands y Simons.

Pero no todo el mundo piensa igual que yo, ya que en su día, cuando Push The Button fue publicado, la crítica no fue tan benévola con el dúo, viendo en este álbum un nuevo signo de la decadencia de los Chemical, parecida a la que sfrían otros artistas en aquellos momentos, como Fatboy Slim o The Prodigy.

Quizás la perspectiva del tiempo ayude a cambiar la visión que uno tiene de las cosas, porque, en un primer momento, a mi tampoco me pareció un gran disco. Había grandes temas, eso si, pero en conjunto no superaba mis expectativas, aunque la cosa fue cambiando con las escuchas, y hoy día, debo reconocer que es uno de los álbumes de los hermanos que más a menudo suena en mi iPod.

En su día, y como ocurría ya con Come With Us, Push The Button fue tachado de disco desigual, no era yo el único que veía las lagunas de las que adolecía este trabajo. Quizás el intento de diversificar su sonido fuera el causante de dichas críticas, porque en este álbum la variedad de los Chemical es casi inimaginable, siendo un disco imprevisible en su primera escucha, aunque como siempre, los 11 temas de que consta están impregnados de su estilo personal e inconfundible desde un primer momento.

En Push The Button encontrareis house, trance, psicodelia y hasta banghra o ritmos asiáticos si lo preferís llamar así, con lo que los límites entre diferentes estilos quedan difusos como en ningún otro momento habían conseguido hasta entonces, supongo que en una lucha por no verse encasillados en ninguna etiqueta preestablecida.

https://www.youtube.com/embed/Xu3FTEmN-eg

El disco se abre con Galvanize, que directamente siembra la incertidumbre, y deja bien claro el mestizaje sonoro que nos espera a lo largo de los 11 temas del disco. Su primer single además, venía cargado de valentía y atrevimiento: unir la voz del rapero Q-Tip con sonidos banghra era todo un acierto, que sorprendió a muchos, en su día, y que todavía hoy llama nuestra atención poderosamente.

En The Boxer repite Tim Burgess, cantante de The Charlatans, que ya trabajara con los Chemical en aquel Life Is Sweet incluido en Exit Planet Dust, en un corte que supone el dejar de lado otro tipo de experimentos para centrarse en un plano más puramente electrónico del sonido Chemical.

Believe, con la voz de Kele Okereke, de Bloc Party sigue una línea similar a la de los dos primeros cortes del disco, una mezcla quizás de mayor contundencia, aunque no sorprende tanto; es un intento más de mostrar como son capaces de mezclar diferentes sonidos que les han sido más ajenos en otras ocasiones con sus más trabajados y oscuros samplers. Cabe decir, eso si, que probablemente este sea el menos brillante de los temas que abren el largo.

https://www.youtube.com/embed/nSkKWVkF5yE

Hold Tight London es una vuelta a terrenos más conocidos, que cualquiera de los fans habituales de los hermanos químicos agradecerá sin duda: son los Chemical en su faceta más tranquila y electrónica, expresada aquí a base de psicodelia y con la voz de Anna L.

Pero si uno de los temas nos devuelve al sonido de sus dos primeros álbumes es sin duda Come Inside. Una intento de replica de Block Rockin’ Beats pero sin el gancho suficiente para convertirse en un megahit como aquel. Aún así, otro de esos cortes que todos los fans más fundamentalistas del dúo agradecerán como agua de mayo.

The Big Jump es una mezcla de todo tipo de sonidos sintéticos que se agolpan para darnos un temazo para cualquier fiesta que debe sonar al máximo volumen posible. Todo un chute de adrenalina “químico”.

https://www.youtube.com/embed/18m95OSKD-c

Left Right, con Anwar Superstar (hermano de Mos Def) es una buena muestra de como debe ser el rap electrónico en su versión más inteligente, lo suficiente como para no entrar en el mainstream y las listas de ventas de este estilo. Dejando de lado el uso de palabras malsonantes tan habitual en este género pero sin presicindir de implicaciones políticas a ritmo de marcha militar.

Una bajada de intensidad en estilo más indie es lo que viene a ser Close Your Eyes con como corresponde tener en ella como invitados a una banda indie como los Magic Numbers. Una producción tranquila que, aunque sigue el estilo de otras similares aparecidas en anteriores álbumes, aquí sirve para sacarnos de la línea mantenida durante el disco hasta el momento.

Pero con Shake Break Bouce se acaba esa tranquilidad y los Chemical nos ofrecen uno de esos caóticos temas en los que los diferentes samplers caen en cascada sobre la base del mismo. Chemical Brothers, de los de anuncio de televisión en estado puro.

Y el disco afronta su tramo final con Marvo Ging, seguida de Surface To Air. Como en anteriores ocasiones se forma aquí una especie de conjunto instrumental en el que estamos frente a los Chemical más puros y originales de todo el disco, en un esfuerzo por demostrar que aún innovando, los de Manchester saben mantener su identidad.

Surface To Air es, una vez más, a Push The Button lo que Private Psychedelic Reel a Dig Your Own Hole, el final melódico, psicodélico e instrumental que todos esperamos ya en un disco de los hermanos. Un tema con el que dejarnos con el mejor sabor de boca posible. Y en mi opinión, realmente lo consiguen.

8.5/10

Así que estamos ante un disco que se sale un poco de lo ofrecido hasta el momento por The Chemical Brothers, pero que sabe ser digno heredero de sus anteriores producciones e incluso superar sin ningún tipo de duda el desigual resultado conseguido con Come With Us. En realidad, el concepto es similar al de su anterior trabajo, sólo que esta vez consiguen dar en el objetivo donde aquel hacía aguas: ofrecer un conjunto de influencias caleidoscópicas, con suficiente cohesión y personalidad como para ser muy tenido en cuenta, tanto por los aficionados a su música como por los oyentes eventuales, que cayeran en las redes del dúo a partir de este álbum, obligándoles a bucear en su anterior discografía. Sin duda, yo lo resumiría como un disco inteligente, esa es la palabra.

Discografía The Chemical Brothers:

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments