Continuamos con el especial de U2 en Hipersónica, repasando la historia de la mejor banda irlandesa de la historia. Estábamos situados en 1980, con la banda rompiendo moldes tras la salida al mercado de Boy, su primer álbum, y con muchas expectativas detrás deciden sacar al mercado un año después October, el segundo disco de la banda.

El disco, que inicialmente iba a llamarse Scarlet, salió en Octubre de 1981 llegando al puesto número 11 de las listas inglesas. Si en el primer disco los temas eran la adolescencia y algunos peligros que conllevaba, en este segundo disco la banda no paran de gritar su cristianismo a los cuatro vientos en Canciones como ‘Gloria’ o ‘With a shout’.

Durante esta temporada, los tres miembros católicos de la banda (Bono, The Edge y Larry Mullen) deciden unirse a Shalom, un grupo cristiano que estuvo a punto de poner fin a la banda a causa de su fe. Este álbum es el disco menos vendido de la historia de la banda, y es que su recibimiento fue un tanto extraño, porque quizá nadie se esperaba esa tendencia cristiana en los irlandeses.

De entre las curiosidades de este disco destacan que las letras del álbum fueron robadas durante la gira americana del primer disco en Portland, por lo que todo fue muy precipitado en el estudio. Por ello se tuvieron que reescribir con rapidez las letras, y de ahí por ejemplo durante ‘Gloria’ Bono canta “I try to sing this song”.

El disco se abre con la potente ‘Gloria’ que habla del tema estrella de este álbum, sus sentimientos religiosos. Sin embargo, hay otros temas en el disco, en temas como ‘Stranger in a strange land’ que pueden entenderse de muchas formas, si bien es una carta abierta de alguien que no está cómodo donde está actualmente y quiere volver a su lugar original.

Porque en parte la banda después de la gira americana de la presentación de Boy parecía tener ese sentimiento especialmente después de la desaparición de las letras, y por ello volvieron para grabar el disco a su Dublín natal, a los estudios de Windmill Lane junto a Steve Lillywhite, que ya había sido el productor en el anterior disco y con el que la banda se sentía cómodo.

En cuanto a las melodías y a la parte musical, la banda no innova mucho más y se queda encuadrado en un sonido que fue característico de U2 durante sus tres primeros discos, caracterizado por una no excesiva edición y ambientación, especialmente con la guitarra de The Edge.

La batería de Larry sigue sonando agresiva como en el primer álbum, especialmente en temas como ‘I threw a brick through a window’ o ‘Rejoice’. Destacar también ‘October’, donde The Edge sigue mostrando sus geniales aptitudes al teclado, algo que suena mucho en estos tres primeros discos.

Probablemente sea uno de los álbumes de la banda que pasaron más desapercibidos en su trayectoria, bien por la desaparición de sus letras, por el giro cristiano que empezó a tomar la banda, y que quizá pudo haber sido el final de su trayectoria si no hubiesen lanzado el gran álbum que supuso War y del que hablaremos muy pronto aquí.

Más en Hipersónica | U2

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments