Que cosas tiene la pandemia, que hasta estamos teniendo sentencias para definir qué es música y qué no. Nuestro Ferraia siempre lo ha tenido claro, incluso cuando nosotros, con algunos de sus taladros discos lo hemos dudado, pero ahora un alto tribunal alemán ha sentenciado que EL TECHNO ES MÚSICA. Dadnos mayúsculas más grandes.

No sólo eso, sino que, como consecuencia, los clubs alemanes deberán beneficiarse de las tasas fiscales reducidas que ya tienen el resto de salas de concierto en el país. Era una petición que numerosos locales de electrónica alemanes, entre ellos el legendario Berghain, habían llevado a los tribunales para solicitar que no tuviesen que pagar el 19% de IVA en las entradas a las salas, sino la tasa reducida del 7%.

En su sentencia del 29 de octubre, el tribunal alemán asegura que el visitante medio de las salas techno o house acude allí por la música y los DJs, de manera que los clubs se pueden asimilar a salas de conciertos incluso cuando allí no haya cantantes ni músicos tocando instrumentos.

Los DJs, asegura el tribunal, hacen mucho más que pinchar canciones: «interpretan nuevas piezas de musica usando instrumentos en el sentido más amplio de la frase». Gracias al tribunal, una larga discusión absurda queda para siempre finiquitada, y si algún familiar vuestro os vuelve a decir eso de «lo que escuchas no es música», búscate la sentencia.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments