La segunda jornada del Experimentaclub 2010 trajo consigo otra mezcla curiosa entre artistas de diferentes signos, nacionalidades y escuelas. Un día en el que todos esperábamos ver la reunión de Seefeel, a quienes las innovaciones técnicas les boicotearon el directo.

Un segundo día donde el Drone de los conciertos del viernes fue sustituido por sonidos que seguían la estela tenebrista sin ningún ápice de apertura a algún sonido vitalista. Por segunda vez reinaron las sombras.

Ghédalia Tazartès

Lo que más valoro del Experimentaclub es descubrir artistas que por un motivo u otro no había llegado a descubrir. En algunos casos te encuentras de cara con propuestas bastante extrañas que chirrían. La nota discordante de ayer la ofreció Ghédalia Tazartès, artista francés de ascendencia turca cuyo espectáculo no es para todos los públicos.

Raro, con un directo que bebe de la escuela de la música concreta y la poesía sonora gracias a unas bases lanzadas a través de un plato digital de CDJ de Pioneer sobre las que él, sin formular palabra alguna iba superponiendo su voz como si fuese un chamán moderno, al mismo tiempo que añadía otros sonidos que podían proceder desde un collar de conchas que llevaba puesto a un acordeón. Para mí fue excesivo.

Tarek Atoui

La sorpresa del día para buena parte del público del Experimentaclub (por las reacciones y comentarios que escuché) fue Tarek Atoui, músico libanés residente en Francia cuyo principal valor es ofrecer en directo aquello que siempre se echa de menos en un concierto de música electrónica: interacción, espectáculo, dinamismo por parte del artista hacia el público frente al hieratismo de muchos con sus portátiles. Todo ello sin visuales.

Tras la mesa donde se encontraba todo su equipo, Tarek Atoui permanecía imparable moviendo su cuerpo al ritmo de los temas que iban sonando. Al principio podía parecer que jugaba con distintos theremines esparcidos por la mesa debido a la perfecta sincronía de manos y sonidos pero luego la ilusión se desvanecía viendo sólo una performance muy vivida por parte del artista cuyo discurso musical se basa en un Industrial potente gracias a sonidos lanzados desde el MacBook que modificaba según la intensidad del momento.

Seefeel

Para muchos, Seefeel era el grupo más esperado de todo el festival. No todos los días se tiene la oportunidad de disfrutar en directo de los británicos que tras su separación en 1996 y posterior retorno en 2008 (con un reciente EP para Warp, Faults) siguen siendo un proyecto que enamora. Por desgracia, ayer no fue su día.

El día de antes la organización confirmaba la ausencia del bajista, Daren Seymour, porque se había roto una mano, por lo que el cuarteto, se quedaba en formato trío con Mark Clifford, Sarah Peacock y Justin Fletcher al frente. Después, durante el directo, Seefeel tuvo que hacer frente a varios problemas con la tecnología para acabar finalmente antes de tiempo debido a un cuelgue inesperado del ProTools que no tuvo arreglo. Entre medias Sarah Peacock también sufrió algún que otro contratiempo, los cuales no evitaron que pudiésemos presenciar durante un rato grandes momentos de lucidez sustentados en una batería con fuerza y las atmósferas impulsadas por Mark Clifford desde su centro de operaciones. Una lástima que la tecnología rompiese el encanto.

[[gallery: experimentaclub-2010-la-casa-encendida-madrid-sabado-02-de-octubre-la-dependencia-tecnologica]]

Fotos | Nash
Sitio Oficial | Experimentaclub
Más en Hipersónica | Experimentaclub 2010: viernes 01 de octubre. Dominio del Drone

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments