Anuncios

Fat History Month — Bad History Month: elige tu propia aventura

Jeff Meff no compone: vomita. Bad History Month (2013, Exploding In Sound) es un disco repleto de líneas y estructuras que no casan entre sí porque Meff prefiere escribir canciones ilógicas, erróneas, antes que repetirse una sola vez. En consecuencia, Fat History Month son una novela río en sí mismos — al modo de Titus Andronicus — : una sucesión de historias sobre uno mismo y los demás donde no hay hilo argumental aparente que, sin embargo, parece subyacer en cada uno de los doce temas que componen su segundo disco. Las canciones de Meff se estiran y se contraen alrededor de su guitarra, y lo que tan pronto parece un alegre alegato Folk Pop rápidamente se transforma en una oscura y ruidosa exhibición emocional donde lo único claro, lo único perceptible, es su angustia. ¿Teen angst? No tanto: sólo una historia de amor/desamor constante, entregada a fragmentos, las dos caras de una misma moneda que cambia de parecer cada diez segundos.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3619728831/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=11/transparent=true/

Cara o cruz. Cuando toca cara, Meff parece inspirado como pocos héroes del Indie Rock:

I cut off my hair
It was easy cause I’m not scared
Of bowling balls
Cause the only things that I was doing
Always take so long
And before you even notice this
There are no words left
So I cut off my hair
Cause the only reason I wasn’t bald
Was that I didn’t want to get shared
I let the bad sounds, the bad sounds
Fall away

Lo que parece lógico no siempre lo es: Bad History Month debería terminar en el minuto final de ‘There Goes The Sun’. La guitarra de Meff se estrella contra una pared de forma repetitiva y obsesiva, en lo más cercano a ‘The Battle of Hampton Roads’ que he escuchado desde entonces. Y sin embargo Fat History Month deciden alargarse hasta odiarse a sí mismos, odiarse tanto como para romper, otra vez, la estructura natural de su música, en esencia a lo que se dedican durante más de media hora. A ratos parecen propulsados por el nihilismo y por la apología de lo absurdo: Meff se cortó el pelo por la única razón de que aún no estaba calvo, para que tú imagines a un peregrino, piensa en ello, ya sabes cómo es un peregrino. Y ahora recuerda todo aquello que sentiste en algún momento de tu vida y que, con casi toda seguridad, volverás a sentir. Puede que ya lo estés sintiendo.

Caballos y vaqueros, no peregrinos

I’m lost but I’m not scared
I feel my fear moving away
In me from time, for a billion years
All I said against you
When we’re under there
But you just go away without me

Quizá Fat History Month no quieran hablar de peregrinos sino de vaqueros. La historia de nuestras vidas podría parecerse mucho a una historia del oeste. 2013 es en sí mismo una gran película de vaqueros e indios: espero que tengas claro en qué lado estás tú. Jeff Meff cree que puede confiar en su caballo. ¿Y tú? ¿Piensas que mantendrá tu secreto a salvo? Quizá ese secreto tenga que ver con las mismas obsesiones que vertebraban In The Aeroplane Over The Sea, que vertebraban a Mangum, a quien Meff parece acercarse involuntariamente. No es una referencia, es la misma persona, sólo que Fat History Month no quieren tocar Fuzz Folk. Ellos lo que quieren es cortarse la cabeza y entregártela en pedazos, a ser posible en una bandeja de plata, en un balancín a ratos dulce, a ratos amargo, desde el mismo lugar en el que lo hicieron Built to Spill. O Spider Bags. Ah, Spider Bags.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3619728831/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=2/transparent=true/

Cronopio piensa que Fat History Month se entretienen demasiado en los medios tiempos. Es posible, pero de lo contrario no serían tan especiales como yo creo que son. Fat History Month no tocan, vibran. Y por eso sus canciones a ratos crecen y a ratos se agachan: hay cuerdas que es mejor saltar, pero hay otras que es mejor pasar por debajo. Cuando Meff cree que no conviene ir tan deprisa, que las vallas son demasiado altas y por más carrerilla que cojamos no vamos a lograr pasar por encima, le salen cosas como ‘Everyday is Christmas’. Cuando piensa lo contrario compone ‘(bad history)’, con guitarras que se multiplican por todas partes, o ‘The Future’, que es en esencia un juego de equilibrismos sobre el cañón del Colorado. Bad History Month es la historia de tu vida en modo elige-tu-propia-aventura. Y yo me quedo con este final:

It was all me, I’m Bad History
I burnt down Rome, and Chicago too
I shook the earth and I blew
the wind that made you hide
I am the rising tide

7.9/10

La vida se construye a diferentes velocidades y no siempre de forma lineal: escuchad a Jeff Meff, os quiere explicar que podéis elegir vuestra propia aventura, que da igual ser indio que vaquero, que hay grupos que son una novela río en sí mismos y que él se ha fijado en todos a ellos al mismo tiempo. Que Fat History Month podrían ser tu grupo aquí y ahora. O que no.

Anuncios