“Fates Warning — Darkness In A Different Light” src=”http://img.hipersonica.com/2013/11/fates-warning-darkness-in-a-different-light.jpg" class=”centro” />

Parece mentira que ya haya pasado casi una década desde que Fates Warning publicaran su último disco de estudio, FWX, aunque siguieron tocando en directo. Aquello sucedió en 2004 y desde entonces Jim Matheos se dedicó a otros menesteres como a su proyecto OSI que tantas y tan buenas alegrías nos ha traído en los últimos años. Por el camino otras bandas menos capacitadas pero con más tirón mediático se lo han sabido hacer y los han destronado del trono del metal progresivo.

Darkness In A Different Light, un gran disco de metal progresivo

Y ahora a finales de 2013 no es cuestión de que la banda de Connecticut recupere el tiempo perdido porque no eso no va a suceder. Nos conformamos con que vuelve con una alineación estelar en la que están Ray Alder (voz), en el grupo desde 1988, Joey Vera, que se encarga del bajo desde 1996, el emigrado en 1994 Frank Aresti (guitarra), que ha declinado su participación en la gira de presentación, más Bobby Jarzombek, batería del proyecto Arch/Matheos.

Con estos ingredientes nada malo se podría esperar y así ha sido. Darkness In A Different Light es un álbum enorme, de esos que uno no se arrepiente de tener en su discoteca, una colección de canciones que honran a Fates Warning como popes del metal progresivo.

Y lo mejor de todo es que Fates Warning no continúan su legado donde lo dejaron en FWX, sino que se van más atrás, como si quisieran quitarse veinte años de encima y obligar a fans y eruditos a tener que reescuchar tres álbumes tan importantes como Perfect Symmetry (1989), Parallels (1991) e Inside Out (1994).

Así pues, meterle mano a Darkness In A Different Light es mucho más gratificante que haberlo hecho en su momento a FWX, un álbum más experimental y ambiental que este nuevo, en el que vuelve a aparecer esa impronta de melancolía y oscuridad que planeaba sobre la producción pasada de Fates Warning.

Esto quiere decir que hay un retorno al pasado, a las raíces. Ya no hay samplers, ni sintetizadores, ni teclados, excepto en ‘Oh Chloroform’, ni secuencias, todo está bajo la hégira de la guitarra. Ha habido una evolución en el sonido en lo que se refiere a la música y a las letras pero sin lugar a duda la impronta Fates Warning está ahí subyacente.

Darkness Of A Different Light es un disco con multiples facetas, un disco en el que el oyente no se siente cómodo y eso era algo que echábamos de menos en su producción más reciente, y echamos de menos en el metal progresivo actual.

‘One Thousand Fires’ nos descubre a los Fates Warning muy técnicos, con un nivel instrumental altísimo. Señores, esto es metal progresivo de primera división. Después llega ‘Firefly’, con su melodía enigmática inicial y una apisonadora rítmica de la que ya nos habíamos olvidado. Y con ‘Desire’ quedamos plenamente enganchados a estos Fates Warning con un corte correoso que camina a dos tempos.

‘Fallin’ llega para aligerar un poco el disco. Una miniatura acústica de voz y guitarra con un Ray Alder poniéndonos los pelos de punta. Y la máquina prog vuelve a ponerse en marcha en ‘I Am’ con una sucesión de riffs envolventes, la banda a pleno rendimiento y un estribillo glorioso. Es un tema más evidente pero la esencia de Fates Warning está ahí.

En ‘Lightouse’ echan el freno con un pasaje inicial oscuro, melancólico si cabe, quejumbroso por momentos y trabado con una guitarra limpia. Los minutos finales son muchísimo más complejos.

‘Into The Black’ es un regreso al metal progresivo, aquí con un toque sinfónico y una estructura multifacetada, variedad de tempos, convirtiéndose en uno de los cortes fundamentales del álbum.

‘Kneel And Obey’ es una vuelta a ese prog oscuro marca de la casa pero con ritmo de medio tempo. ‘O Chloroform’ ahonda en terrenos más OSI, además Kevin Moore, teclista de esta banda colabora en la composición. Un gran tema de metal progresivo sin duda. Y llega el cierre con un corte final de catorce minutos ‘And Yet It Moves’, título descriptivo sobre el estado de forma de Fates Warning, con diferentes partes, una primera con guitarra acústica muy clásica y luego una explosión de prog metal apabullante. Están vivos, se mueven y de qué manera, fantástico aquí el tándem Matheos-Aresti.

Fates Warning — Darkness In A Different Light

Han vuelto una década después de su último álbum de estudio pero da la impresión que los Fates Warning de 2013 han retrocedido a la década de los noventa. Su metal progresivo sigue siendo de primera división y estos diez temas va a acallar muchas bocas.

* 01. One Thousand Fires
* 02. Firefly
* 03. Desire
* 04. Falling
* 05. I Am
* 06. Lighthouse
* 07. Into The Black
* 08. Kneel And Obey
* 09. O Chloroform
* 10. And Yet It Moves

Lo mejor

  • Fates Warning han vuelto a la arena
  • Este cancionero coloca a los supuestos líderes del prog metal en un incómodo lugar
  • La banda parece que se ha apostado algo
  • Un nivel instrumental de otra galaxia

Lo peor

  • Habrá quien lo compare con los discos de OSI
  • Frank Aresti no está en la gira de presentación
  • ¿Por qué hay una edición limitada inaccesible para el gran público?

Más en Hipersónica | Fates Warning filtran ‘I Am’, otro adelanto de Darkness in a Different Light: no pinta mal, Fates Warning sacarán nuevo disco en 2013: a luchar contra los jovenzuelos

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments