Anuncios

Feadz — Instant Alpha

Más de una década ha tardado el parisino Feadz en debutar en largo, algo que ha llegado con el sello Ed Banger Records después de haber estado prácticamente toda la década de los 2000 publicando epés, singles y colaborando con otros lanzamientos ya fuera con la casa francesa o con BPitch Control. Para Instant Alpha Fabien Pianta ha recopilado algunos temas ya existentes que sumados al nuevo material, logran un primer disco divertido y efectivo, aunque no todo es de color de rosa.

Un debut en la línea de Ed Banger

En Ed Banger siguen defendiendo a capa y espada ese french touch que en antaño tuvo sus momentos de gloria y que aún hoy sigue en activo, aunque no pegando tan fuerte. Pero no es motivo para que sigamos viendo a algunos buenos elementos que todavía ensalzan esta escena, apelando a la zapatilla, a los coqueteos con el house y a un hedonismo puro que tiene en la pista de baile su máximo objetivo en esta vida.

Bajo estas coordenadas son bajo las que ha llegado el primer LP de Feadz, que con Instant Alpha sigue la senda que ha venido practicando desde su debut en Ed Banger con el Happy Meal EP (en BPitch Control indagaba en sonidos más oscuros). No sólo ha creado nuevos temas, sino que también ha incluido algunos que ya escuchamos tiempo atrás con el EP que publicó de forma conjunta con la australiana Kito. Y hay que reconocer que a pesar de su efectismo, la perla de ese lanzamiento, Oh Yeah, no ha sido incluida en Instant Alpha, dejando paso a cortes más corrientes.

Más efectivo cuando no cae en terrenos trillados

Instant Alpha no es ninguna maravilla, pero saca a relucir un electro no excesivamente zapatillero y facilón como el que tenemos hoy a nivel de masas, y el punto más interesante es que sin renunciar a ese toque urbano y con cierto tufillo macarra, tiene gusto por el buen house y sampleos viejunos. Un disco que funciona bien sobre todo en la primera mitad y que poco a poco se va diluyendo debido a la falta de estilo, cayendo en fórmulas demasiado manoseadas, instaladas en la autocomplacencia.

Precisamente por alejarse de tanto electro machacón y de consumo fácil es el motivo por el que funciona bien este disco en sus primeros instantes, con la melodía y suavidad de cortes como ‘Welcome To París’, con ese toque idílico de la capital francesa o por aires de gueto urbano y callejero de ‘Metaman’. Una vuelta al pasado desde la actualidad, con vocales de gangstas y MC’s que por suerte no caen en el ridículo papel de chicos malos.

Por otra parte, que no abuse de cajas de ritmo maníacas no significa que no haya electro, que en una vertiente más liviana y con ambientes hip hoperos y macarrillas funciona muy bien en piezas como ‘Instant Delta’ o ‘Papercut’, bordeando su lado más comercial. Y salvo en contadas excepciones, como puede ser ‘It’s Enough’, en la segunda etapa de Instant Alpha, donde abundan las colaboraciones con Dj Kodh o Teki Latex entre otros, el disco flaquea por quedarse en terrenos que ni son auténticamente macarrufos, ni ofrecen esa vertiente más hedonista e ingeniosa de Feadz que ha marcado su paso por Ed Banger. Por lo que no acaba de ser un disco más regular como lo pudiera haber sido en el caso de meter algo de tijera al final.

6/10

Un debut que funciona mejor por ese olor a gueto sin violencia forzada, con un electro macarrilla que no quiere golpear y que en la mayoría de las ocasiones carbura de forma más efectiva que cuando las colaboraciones del final le dan un toque más trillado. Para buscar esas fórmulas mejor buscar en otros artistas. Eso sí, algunos de los temas que siguen la línea directa de sus últimos años en Ed Banger son motivo objetivo de bucle.

Anuncios