Nochevieja es, tal vez y a nivel nacional y teniendo en cuenta el número de ofertas, la fiesta más importante de todo el año. Las propuestas se multiplican. Con ello (atención, buena noticia) el panorama gana: está bién que existan eventos diferentes que hagan más amplio el mercado. La escena crece y (aunque por pocos días) puede presumir de buena salud.

Ante esta diversificación DJ’s y managers deben hacer peripecias imposibles para estar en las mejores y en el mayor número de discotecas para beneficiarse de una noche en la que la mayoría de todos nosotros se decide por salir de fiesta.

Hoy veremos la de obligaciones que varios DJ’s tienen en apenas 12 horas. Su trabajo no se ciñe a estar, por ejemplo, en un gran macro festival y pinchar ante miles de personas. Algunos han sido contratados y aceptan el reto de llevar la batuta en dos o incluso tres fiestas con muy poco tiempo de margen.

Taito Tikaro, el DJ de Matinée Group, es un ejemplo. En 10 horas tiene que recorrer más de 160 kilómetros para pinchar en tres fiestas diferentes. Empezará a primera hora de la noche en Pacha la Pineda (Tarragona) junto con Javi Always (que también le acompañará en la cabina y muy seguramente en los desplazamientos) para continuar dos o tres horas más tarde en el Matinée Winter Festival (Badalona) y acabar en el Souvenir (ya por la mañana) de Viladecans.

Javi Reina tiene dos compromisos en la transición de un año a otro. El 31 de Diciembre pincha en la discoteca Bananas (Valencia) y horas más tarde debe hacer algo más que acto de presencia en el Space of Sound Festival (Madrid). Por su lado Uner estára en Day One (Madrid) y poco tiempo después en Txitxarro (San Sebastián) y Andre Vicenzzo pinchará en el Matinée Winter Festival y algo más tarde también en el Souvenir de Viladecans.

Sin embargo (y sin menospreciar el trabajo de estos DJ’s), importante será el desplazamiento de Cristian Varela. El Mejor Deejay Español del Año, según los lectores de la revista Deejay, el 31 de Diciembre estára pinchando en… ¡Osaka! Se desplazará de Japón a España, para estar en el Space of Sounf Festival. El DJ de música Techno hará nada más y nada menos que 10.677 kilómetros.

Oscar Mulero también tendrá que echarle kilómetros al asunto aunque muchos menos: estará el 31 en Florida 135 (Huesca) y al día siguiente en el Day One que se organiza en Madrid. A otro que le toca desplazarse es a DJ Nano: esta vez de Marbella a Madrid. El nominado a Mejor Deejay Electro House (por la revista Deejay) pinchará el 31 en la discoteca Dreamers de la ciudad andaluza y el 1 de Enero en el macro festival de Space of Sound en la capital española.

Otros DJ’s se deciden por hacer su trabajo fuera de España. Es el caso de Abel Ramos que la noche del 31 de Diciembre estára en Polonia, en la discoteca Wroclaw con la fiesta We Love NYE o David Tort que pinchará en Santo Domingo en el club Puerto Sans Souci. Dj Chus también se decide por las propuestas que hay fuera de nuestras fronteras con Pacha Nueva York como destino junto a Ceballos.

Mendo también viaja al extranjero y tiene confirmada una sesión en Glasgow en la discoteca Warehouse y Sebastian Gamboa pinchará en Bali en el club Hard Rock Bali. Camilo Franco por su parte se decide esta vez por ser de los primeros en dar la bienvenida al 2011 pinchando en Sidney (Australia) bajo la fiesta que organiza Space Ibiza Festival.

Edu Imbernon en cambio apuesta por despedir la última noche del año en España: pinchará en Txitxarro (Itziar) en Guipuzcoa, igual que Joan Reyes que lo hará en Lleida bajo la fiesta New Year Eve en la discoteca Excess. Albert Neve también se queda y lo hace en la discoteca She de Vilassar de Mar para despedir el 2010 junto a Dj Vitti, David Oleart y Xavi Rabarte. Juanjo Martin por su parte también se queda estas fiestas en la península pero trabajo no le falta: el 31 de Diciembre estará en el Circus de Valencia y el 1 de Enero en Toledo.

Pues así de dura se presenta la noche para estos DJ’s españoles. Desplazamientos, compromisos varios, kilómetros en carretera o horas dentro de un avión, poco tiempo con la familia y amigos… Sin embargo, ¿el objetivo? Hacer caja (evidentemente), ganarse al público y sobre todo, y lo más importante, hacer pasar un buen rato a esa gente que paga por escucharles. Al fin y al cabo, no DJ’s no party, no?

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments