Lo digital era el enemigo. La industria no quiso reconocer que ahí también existía el negocio. Y, cuando lo hizo, fue tarde y a regañadientes y, lo que es peor para ellos, sin controlar a los intermediarios (hola, Apple). Y así, año tras año, oíamos sus quejas: “no vendemos nada”. Pero empezaron a vender canciones sueltas y hubo negocio. “Pero seguimos vendiendo menos y menos discos cada año”. Pues nada, game over: la primera mitad de 2011 marca, por primera vez en siete años, un aumento de las ventas de discos. Nada de singles, discos completos físicos y en EEUU.

Sólo es un punto porcentual más que el año pasado (dos millones de discos más) y las cifras estudiadas sólo son para EEUU, pero es así: en estos seis primeros meses, se han vendido un total de 155 millones de discos. Y no sólo eso, sino queFin de la crisis de la música como la conocíamos: las ventas de discos suben por primera vez en siete años (no ya discos, sino en todas sus modalidades) han aumentado un 8,5 por ciento.

En cuanto al mercado exclusivamente digital, la venta de canciones suelta aumento un 11% respecto a 2010; la de discos digitales, un 19% y el vinilo… un 41%. Menuda panda de hispters que estamos copando el mercado. El 21, de Adele, es el disco más vendido de este 2011, seguido del Born This Way de Lady Gaga. Allí se han colado también Mumford & Sons y su Sign No More. Lo más vendido en vinilo… el Helplessness Blues de Fleet Foxes.

Curioso, sin embargo, que pese a que las ventas de entradas de conciertos han descendido, los ingresos por las giras han aumentado porque las entradas estaban notablemente más caras en todo el mundo. ¿Sabéis cuál va a ser la próxima burbuja que pinche la industria discográfica con su avaricia?

Vía | Consequence of Sound

Más en Hipersónica | Cuatro puntos en los que la industria musical no volverá a ser igual

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments