Anuncios

Flipping Colors — Selfish Shellfish Selfie

En los últimos años hemos sido testigos de cómo han ido naciendo cada vez más grupos interesantes en el underground de Valencia. Y al igual que pasa un poco más al sur, en la provincia de Alicante, algunos de los integrantes de estas formaciones pertenecen a su vez a otras bandas. Así es cómo sólo a través de un reducido grupo de gente, generalmente amigachos de la vida, emergen raíces que llevan a tres o cuatro bandas. En la capital valenciana, cualquiera que empiece a indagar a través de conjuntos más veteranos como Betunizer y otros más relativamente nuevos como Cuello, encontrará una cantidad considerable de conjuntos.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=4050402633/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=1804849525/transparent=true/

Fruto de ese árbol genealógico valenciano han germinado Flipping Colors, formado por miembros de Tucán, Cuello, Sangre de Mono y Jackson Milicia. Todo queda en familia. Tras su primer EP, Dead (Boston Pizza, 2014), este ha sido el año del debut en formato LP con — pronunciar como Rajoy — ‘Selfish Shellfish Selfie’ (Mascarpone Discos, Carmen Records, Discos de Perfil). O Autofoto de Molusco Egoísta, como lo llaman ellos mismos. A priori, viendo el nombre y quiénes están detrás del grupo no se puede esperar más que radiantes guitarras y un tremendo chute de energía. Y eso es justamente su vibrante debut. No tan contundente sonoramente como lo que hacían generalmente sus integrantes en otros proyectos, pero hay otras armas.

Selfish Shellfish Selfie se convierte en un acompañante ideal para cualquier momento, es divertido, sus temas fluyen ágiles gracias a esa versatilidad y el fuerte gancho que tienen

Y esas armas vienen a ser, de nuevo, dosis de melodía, mucho descaro y estribillos ganadores. Todo elementos que vienen de diferentes coordenadas sonoras, pues la versatilidad es quizá su principal característica. Manteniendo esos parámetros, se sacan de la manga temas prácticamente power pop como ‘Yourself’, y de esa vitalidad se pasan a píldoras de indie rock desbocado como ‘High Drive’. Apenas un minuto de duración para una de las mejores canciones del disco y que precisamente representan a las mil maravillas el estilo de Flipping Colors. Un gancho en tu cara antes de que te des cuenta.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=4050402633/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=1127391541/transparent=true/

Selfish Shellfish Selfie se convierte en un acompañante ideal para cualquier momento, es divertido, sus temas fluyen ágiles gracias a esa versatilidad y a la fuerte adicción que provocan, y se manejan muy bien con un minutaje, en general corto. Como pocas excepciones, destacar el tema que abre el disco — ‘Katana’ —  con esos coros en el estribillo que anuncian uno de los álbumes estatales más divertidos del curso o el ritmo quemasuelas ‘Sunny Chain’, con más revoluciones y ese bajo loco que te mueve él solo el bullarengue.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=4050402633/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=1014995572/transparent=true/

7.2/10

Pero sobre todo, y dejando a los temas superchunkeros de lado, el punto y aparte en el apartado de duración se lo lleva ‘We Fall Down’. Una epopeya de más de diez minutos de pop vitaminado que en diferentes tramos va dando volantazos a punteos, distorsión y en general ruidismo americano. Todo mientras el bajo y la batería hacen todo lo que pueden para que no te desnuques con el desenfreno que ese tempo puede acarrear en directo. Y después una misteriosa voz y el descanso para que te puedas secar el sudor. Porque lo has flipado en colores.

Anuncios