https://www.youtube.com/embed/HGH-4jQZRcc

Florence + The Machine son los responsables de uno de los mejores discos de 2011, una continuación más que digna de su debut, Lungs, que ya los colocó en la panorámica internacional con temas como aquel enorme ‘Heavy In Your Arms’, de los que se quedan contigo sin perder tras las escuchas.

Ceremonials está plagado de todo lo que les hizo destacar hace dos años, pero sazonado por la experiencia de haber mostrado un trabajo inicial al público y haber salido por la puenta grande. Uno de los cortes más redondos de este nuevo álbum es ‘No Light, No Light’, elegido más que acertadamente como tercer sencillo. Y es que es imposible no caer en meterle mano al resto del disco de Florence + The Machine tras escuchar esta pequeña pieza, si todavía no habías reunido ánimo o interés suficiente para hacerlo.

Sí, tiene un punto más barroco que casi cualquiera de las canciones condensadas en Lungs, pero cuando un recurso complicado como éste está bien gestionado, el resultado sólo contribuye a dar un aire todavía más épico al resultado. El vídeo de ‘No Light, No Light’ es un intento por plasmar la desesperación de la letra en una metáfora un poco alejada. Porque todos hemos sentido el aguijonazo del amor y el desengaño, pero eso de que te persiga un maníaco practicante de vudú hasta que caigas por el techo de una catedral… Será que estoy poco poética hoy.

Vídeo | Youtube
En Hipersónica | Florence + The Machine: Ceremonials: ¿segundas partes nunca fueron buenas? La excepción a la regla

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments