Si hace un par de meses cuestionaba la oportunidad de dos nuevos participantes en el mercado del streaming musical (Beats Music y Revibe), que hoy sea el gigante francés Fnac el que se sume no va a cambiar un ápice mi opinión al respecto, ni mucho menos.

Google, Amazon, Telefónica con Napster y Tigo (en Colombia) con Deezer… cada vez entiendo menos el empeño de los gigantes de las telecomunicaciones o la distribución digital en tener su propio servicio de distribución de música en streaming viendo, tanto la saturación del mercado y la hegemonía de Spotify, como la escasa rentabilidad que el sistema viene dando y la creciente insatisfacción por parte de usuarios y artistas de medio mundo.

Y esta es la evidencia que convierte en cuestionable el movimiento de Fnac, máxime si vemos que perpetúa el empeño de todas las compañías en reproducir de forma sistemática las prestaciones de sus competidores y en no salirse de la norma, un movimiento totalmente conservador que lleva, irremediablemente, a todas estas propuestas al fracaso o a la más absoluta indiferencia.

Y a pesar de que el mercado francés haya resistido mejor la crisis del sector que otros mercados como el español, y de que el 8% de los usuarios franceses reconozcan haberse suscrito a un servicio de streaming musical premium, Fnac llega muy pero que muy tarde, con propuestas como Spotify o, la también francesa, Deezer, muy consolidadas ya a estas alturas (el chovinismo no obra milagros).

En cuanto a características, Fnac Jukebox no hace sino reproducir las cualidades que ofrecen servicios como Amazon o Google, permitiendo a sus suscriptores acceder desde su smartphone a canciones subidas a sus servidores previamente a cambio de 2 euros o acceder al catálogo con el que cuenta la compañía desde un ordenador personal a cambio de 5 euros mensuales (10 si tratamos de acceder desde un smartphone), sin aclarar de momento cuestiones como la calidad de reproducción de los archivos, las características de las aplicaciones u otras posibilidades como el scrobbling.

Fnac en Francia ha sabido plantar cara a Itunes resistiendo al gigante de Apple en el mercado de las descargas musicales, pero es conveniente adelantar que en el mercado del streaming lo van a tener mucho más complicado. De momento la oferta de Fnac Jukebox se va a centrar en el mercado francés, pero tened claro que en breve veremos la propuesta surcando las redes españolas.

‘Éramos pocos y parió la abuela’.

Vía | Facebook

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments