Tras la separación de Piratas, Iván Ferreiro arrastró a muchos de los fans del grupo y se ha labrado una exitosa carrera en solitario, pero, sin duda, la más interesante que ha surgido de las cenizas del grupo es la de Fon Román. Con su debut en 2006, Silencio cómodo en un jardín descuidado, demostró que su gusto por el pop orgánico alejado de artificios innecesarios para lo que necesitaba la canción era una propuesta sólida y que su inquietud musical la sabía canalizar hacia un resultado accesible pero cargado de matices. Pues en este Entretelas, mejora las prestaciones ofreciendo unas canciones más pulidas que resultan todavía más hipnóticas, magnéticas, y atractivas.

Lo que más me fascina de este disco es su capacidad para elaborar canciones “circulares”, en las que la instrumentación, el ritmo y la melodía apenas varía entre las estrofas, los puentes y los estribillos, y que te conducen a un bucle que te engancha y no te deja escapar, tenga el ritmo que tenga, entrando con ligereza en tus oídos y retroalimentándose sobre sí mismas de manera que se mantiene en un casi permanente punto álgido, como por ejemplo en canciones como ‘Mix de ti y de mí‘, o en el single de presentación, la bucólica ‘Dos elevado a uno‘.

Fon Román — Mis movimientos

http://mediaservices.myspace.com/services/media/embed.aspx/m=107497928,t=1,mt=video

Fon Roman | Myspace Music Videos

Se podría decir que este álbum respira una atmósfera entre los primeros Maga, el Sufjan Stevens más contenido (como en ‘Futile Devices‘), el Jónsi más melódico y los The Verve de las grandes baladas. Como si Relax lo hubiesen interpretado Death Cab For Cutie, como un The Bends interpretado en acústico. Y todo ello, con una producción inapelable, y con un diseño artístico que refleja la esencia del álbum: capacidad para asimilar las tendencias contemporáneas (tanto musicales como del diseño gráfico) para enriquecer un pop esencialmente acústico, como un reverso sofisticado de la primera etapa de The New Raemon (su nuevo disco caerá por aquí en unos días).

Quizá frenan algo el discurso del disco dos canciones intimistas, ‘Lo que me inundó‘ y ‘Con ojos de otro‘, pero el resto del disco confirma que estamos ante uno de los autores pop con más talento de este país. Ojalá que para su continuación no tengamos que esperar otros 5 años.

Escúchalo en | Spotify

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments