Foxes in Fiction — Ontario Gothic

Hay gente que trabaja de forma muy poco visible. La enfermera dedicada que forma parte del cuerpo médico del cardiólogo que se lleva la fama. El mediocentro defensivo que mantiene el equilibrio en un equipo en el que el delantero cobra el triple que él. El tipo que lleva la contabilidad de una empresa cuyo director general visita medio mundo de conferencia magistral en conferencia magistral. Son gente a la que hay que llegar a conocer, aunque no sea fácil, porque una vez los conoces, acaban consiguiendo, siempre de forma callada, que te enamores de ellos.

Foxes in Fiction: avanzando desde retaguardia

Warren Hilldebrand es un compositor canadiense que está al mando de Foxes in Fiction. Un trabajador en la sombra, secundario a nombres más grandes como Owen Pallett o Benoît Pioulard, con los que colabora a menudo. Afincado en Brooklyn, en septiembre lanzó su segundo Lp, Ontario Gothic (Orchid Tapes, 2014). Y escuchando este precioso disco, tengo la impresión de que hasta cuando Warren toma el mando, el protagonismo principal, aún trabaja en la sombra. No necesita una presentación contundente. Foxes in Fiction va instalándose en tu espíritu de forma pausada, casi como cuando te estás quedando dormido, y tienes un sueño efímero que no sabes si era uno de esos últimos resquicios de realidad antes de caer en las profundidades de Morfeo o, por contra, ya has empezado a soñar.

https://www.youtube.com/watch?v=rfBJVfPG_E8

Dicho esto último, imagino que a nadie le sorpenderá que tanto las etiquetas ambient como dream pop, esta última especialmente denostada, surjan en la escucha de piezas como ‘March 2011’ o ‘Into the Fields’, tarjeta de presentación de Ontario Gothic y que, como los trabajadores en la sombra, te van enamorando poco a poco, sin avasallar. Una entrada delicada pero, a la par, lo suficientemente firme como para que se instalen dentro de ti durante un buen rato. Con suspiros lejanos y casiotones de tinte nostálgico.

7.6/10

‘Glow’ inicia un tramo medio que me recuerda especialmente a Youth Lagoon, aunque esas voces puedan traer también a la memoria varios de los últimos temas de Delorean. Un camino más pop, aunque igualmente sutil y delicado, dejando siempre un sabor triste en donde quiera que estén localizadas las papilas gustativas que perciben la tristeza. No confundamos esto con una falta de intensidad, de nervio. Eso está muy latente en canciones como ‘Onthario Gothic’ o el encanto especial de ‘Altars’ el corte que cierra este segundo Lp de Foxes in Fiction. El que le vale el derecho a figurar como nombre a seguir en todas nuestras agendas.

Anuncios