Friend Opportunity — Deerhoof

Convertidos en trío tras la marcha de su bajista Chris Cohen, Deerhoof son todavía un grupo casi desconocido para la mayoría de los aficionados al rock. Incluso aquéllos que se mueven en los ámbitos más independientes y que rastrean el underground aún no han convertido a los de San Francisco en su grupo favorito.

Y es una lástima, porque Deerhoof son uno de los pocos conjuntos que aún cree que el pop de chicas de los 60, el rock de los 70, el noise de los 90 y la música experimental pueden unirse y dar algo potable. Algo, por ejemplo, tan brillante como su último e inminente disco, Friend Opportunity.

10 canciones en las que parece que el grupo se empeña en ponerse zancadillas a sí mismo. Porque este disco podría tener las mejores canciones jamás soñadas por los White Stripes, o ser el ‘grandes éxitos’ al que anhelan las pizpiretas Pipettes o la colección de temas más accesible de Stereolab.

Pero en vez de ser nada de eso, Deerhoof lo meten todo en la misma batidora, lo remueven y les salen las canciones más contagiosas y a la vez más extrañas de todo 2007. Y eso que acabamos de empezar.

Si eres alérgico a lo mínimamente experimental, abstenerse. El resto con un poco de inquietud, tened en cuenta que Friend Opportunity estará a final de año entre los discos elegidos por la crítica de todo el mundo. Así que lo mejor es darle desde ya la oportunidad que se merece.

Mis dos canciones favoritas: +81 (todo un hit con trompetas, guitarrazos y voz pizpireta), Believe E.S.P. (un tema con tantos cambios que parece mentira que funcione)

Sitio Oficial | Deerhoof
Escucha un adelanto | +81 (Vía Pitchfork)